Recreación de un neandertal
Recreación de un neandertal - Archivo

Nos separamos de los neandertales cientos de miles de años antes de lo que se creía

Un estudio de los dientes encontrados en la Sima de los Huesos revela que nuestra especie y estos homínidos extintos divergieron hace 800.000 años

MadridActualizado:

El hombre moderno comparte un ancestro común con los neandertales, los inteligentes homínidos extintos que habitaron Eurasia durante cientos de miles de años, con los que nos cruzamos y que tanto se nos parecen. Sin embargo, los detalles sobre cuándo y cómo se separaron ambos linajes es una cuestión de intenso debate dentro de la comunidad científica. Los análisis de ADN antiguo han indicado que esa divergencia ocurrió hace entre 300.000 y 500.000 años. Sin embargo, un nuevo estudio de 931 dientes pertenecientes a 122 individuos encontrados en el yacimiento de la Sima de los Huesos (Atapuerca, Burgos), considerados probables neandertales tempranos, concluye que ambos grupos tomaron caminos diferentes mucho antes de lo que se suponía, hace 800.000 años.

Dientes de homininos
Dientes de homininos- Aida Gómez-Robles

La investigación, publicada en «Science Advances», analizó las tasas de evolución dental en diferentes especies de homininos, centrándose en los primeros neandertales. Para su autora, Aida Gómez-Robles, antropóloga del University College de Londres, los resultados demuestran que la separación entre sapiens y neandertales tuvo que producirse muy temprano. «Cualquier tiempo de divergencia posterior a hace 800.000 años habría supuesto una evolución dental inesperadamente rápida en los primeros neandertales de Sima de los Huesos», explica.

A su juicio, «hay diferentes factores que podrían explicar estos resultados, incluyendo una fuerte selección para cambiar los dientes de estos homínidos o su aislamiento de otros neandertales que se encuentran en la Europa continental. Sin embargo, la explicación más simple es que la divergencia con los humanos modernos era más antigua». Que se produjera después no sería compatible con las similitudes anatómicas y genéticas neandertales observadas.

Dientes pequeños

Los homininos de la Sima de los Huesos se caracterizan por dientes posteriores (premolares y molares) muy pequeños que muestran múltiples similitudes con los de los neandertales clásicos. «Es probable que los dientes pequeños y de aspecto neandertal de estos homininos hayan evolucionado de los dientes más grandes y primitivos presentes en el último ancestro común de los neandertales y los humanos modernos», explica la investigadora.

La forma dental ha evolucionado en tasas muy similares en todas las especies de homininos, incluidas aquellas con dientes muy expandidos y muy reducidos. «Los dientes de la gente de la Sima de los Huesos son muy diferentes de los que esperaríamos encontrar en la última especie ancestral común con los humanos modernos, lo que sugiere que evolucionaron por separado durante un largo período de tiempo para desarrollar diferencias tan grandes». señala Gómez-Robles.

El estudio tiene implicaciones significativas para la identificación de las últimas especies ancestrales de Homo sapiens con los neandertales, ya que permite descartar todos los grupos posteriores a hace 800.000 años.

«Los resultados implican que cualquier especie humana que sea más reciente de 800.000 años no puede ser el ancestro común de Neandertales y humanos modernos porque es posterior a la divergencia de los dos grupos. La especie que muchos investigadores consideran ancestral a Neandertales y H. sapiens es H. heidelbergensis. Sin embargo, de acuerdo con los resultados de mi trabajo, H. heidelbergensis es demasiado "joven" para ocupar esa posición ancestral y el ancestro común de Neandertales y H. sapiens tiene que ser una especie anterior», señala la investigadora.