Un interceptor de defensa de misiles balísticos (BMD) despega para impactar contra un satélite de la India en la primera prueba de este tipo - Reuters

La destrucción de un satélite por un misil indio amenaza la estación espacial

La NASA advierte de que el derribo del artefacto en la órbita baja ha creado 400 piezas de desechos orbitales que pueden chocar con la plataforma

«Es terrible, terrible. Inaceptable», dice Jim Bridenstine, el administrador de la agencia espacial

Actualizado:

El administrador de la NASA, Jim Bridenstine, ha advertido de que la destrucción de un satélite por un misil lanzado por la India en una prueba militar ha provocado 400 desechos espaciales, creando un peligro adicional para los astronautas a bordo de la Estación Espacial Internacional (ISS).

Durante una sesión de preguntas y respuestas celebrada ayer lunes con empleados de la NASA en Washington, Bridenstine explicó que se habían identificado 400 piezas de escombros en el espacio cinco días después de la prueba del país asiático para demostrar su capacidad de defensa.

«No se puede seguir a todas (las piezas)», señaló. «Rastreamos objetos que miden más de 10 centímetros, y hay alrededor de 60, cada uno de los cuales tiene un número y podemos hacer un seguimiento», añadió.

El satélite indio fue destruido a una altitud relativamente baja de 300 km, muy por debajo de la ISS (410 km) y la mayoría de los satélites en órbita. Pero 24 de los 60 escombros alcanzaron una altitud mayor que la ISS, por lo que pueden resultar destructivos.

«Es inaceptable»

«Crear un evento que envíe escombros a un pico más alto que la Estación Espacial Internacional es algo terrible, terrible», denunció el responsable de la NASA. «Este tipo de actividad es incompatible con el futuro de los vuelos tripulados. Es inaceptable», repitió.

El ejército de EE.UU. registra los objetos en el espacio para predecir el riesgo de colisión no solo para la ISS, sino también para los satélites. Los soldados siguen 23.000 objetos de más de 10 centímetros.

Esto incluye alrededor de 10.000 escombros, de los cuales casi 3.000 fueron creados por un solo evento: una prueba china contra satélites en 2007 a 860 km de la superficie.

Debido a la prueba de la India, el riesgo de colisión con la ISS ha aumentado en un 44% en diez días, según Jim Bridenstine. El riesgo se «disipará» rápidamente, ya que la mayoría de los escombros se encuentran a baja altitud y se quemarán rápidamente al ingresar a la atmósfera.