Arte

Arte

«La Duquesa que pintó Goya hizo mucho daño a la Casa de Alba»

El Duque de Huéscar, cicerone de lujo en el Palacio de Liria, nos desvela secretos, curiosidades y anécdotas

Día 12/11/2012 - 02.28h

Vive aquí, con su familia, desde niño, allá por 1956. Recuerda aún sus paredes blancas, las salas sin decorar y cómo su madre ha tenido «el inmenso mérito de reconstruirlo. Ha sido toda una vida de trabajo». Subimos a la primera planta del Palacio de Liria. Pasamos ante bellas pinturas decorativas de Zapettini, un impresionante tapiz del siglo XV... No hay tiempo suficiente para saciar toda nuestra curiosidad, que es mucha.

¿Cuántas piezas atesora la colección? Se ha publicado que unos 249 óleos de grandes maestros, 177 acuarelas, 137 miniaturas, 54 dibujos, 52 tapices, 31 cerámicas, una biblioteca con 18.000 volúmenes, el archivo histórico... ¿Son datos correctos? ¿Se ha tasado? «Son datos bastante aproximados. Existen piezas de incalculable valor, por lo que no podría darle una cifra concreta sobre el valor de la colección», advierte el Duque de Huéscar.

Nos dirigimos al Salón Italiano. La colección de pintura italiana alberga obras de Perugino, Tiziano, Palma el Viejo... Destaca una impresionante tabla de Fra Angelico, «La Virgen de la granada». Será la primera vez que salga de Liria. La adquirió en Florencia Carlos Miguel Fitz-James Stuart, XIV Duque de Alba. Se limpió hace dos años. La pidió el Metropolitan Museum de Nueva York para una exposición. No se prestó. Cuenta el Duque de Huéscar que, según Philippe de Montebello, «es una de las obras más importantes de Fra Angelico y la mejor conservada». Muy cerca, un precioso tondo de Perugino. Desde la pared de enfrente, nos mira un joven anónimo retratado por Palma el Viejo.

Un palacio acogedor

A primera vista, el Duque de Huéscar parece serio, pero descubrimos que tiene un fino sentido del humor. Y es optimista. «Como decía Churchill: “Ser otra cosa no sería útil”». Continuamos la visita en otra estancia mítica de Liria, el Salón Goya. Aparte de las obras de arte que pueblan cada rincón de este palacio, hay muchos recuerdos familiares: fotos, regalos... No es un palacio frío, sino muy acogedor.

Al fondo, el célebre retrato de la Duquesa de Alba pintado por Goya. Cayetana, vestida de blanco, señala con su dedo la firma del pintor. No sale muy bien parada su antepasada: «Fue una mujer de muchísima personalidad, popular, simpática. Pero no fue buena para la Casa de Alba. Descuidó mucho su herencia. Se perdieron obras maestras como “La Venus del espejo” de Velázquez, “La lección de amor” de Correggio y “La Virgen de la Casa de Alba” de Rafael. Muchas de las obras se dispersaron y, entre ellas, algunas de las más importantes cayeron en manos de Godoy. Ya sabe, a río revuelto, ganancia de pescadores. Yo creo que es una leyenda su amor por Goya, ningún documento histórico lo corrobora. Pero institucionalmente hizo mucho daño a la Casa de Alba».

En este salón admiramos joyas como «La marquesa de Lazán», también de Goya —regalo de Eugenia de Montijo a su sobrino, el XVII Duque de Alba— o el «Autorretrato», de Mengs, que fue pintor de cámara de Felipe V. Nos detenemos ante otro retrato de Mengs, el que hizo a la Duquesa de Huéscar. Posa, nos explica Carlos Fitz-James Stuart, con la llave y el anillo, «símbolos de la perfecta esposa».

Espectacular biblioteca

En la planta baja, se halla la espectacular biblioteca, con muebles de madera pintados de un verde rabioso. Sobre la chimenea, un retrato de su abuelo Jacobo pintado por Zuloaga en 1945. «Fue el último retrato que pintó», nos desvela el Duque de Huéscar, quien fue retratado, al igual que cinco generaciones de la familia, por Álvarez de Sotomayor. En una esquina, una escultura de Alfonso XIII, obra de Benlliure.

Encerrados en vitrinas, auténticos tesoros, que nos va mostrando, tras retirar parte del personal de la Casa unas telas que los protegen: una primera edición del Quijote, la Biblia de la Casa de Alba, las cartas de Colón (incluido el dibujo que hizo al avistar La Española), el testamento de Fernando el Católico... Es fascinante. «Casi toda la biblioteca se perdió en la guerra, se tiraron los libros al jardín. Estaba diluviando y se estropearon».

Patrimonio inventariado

¿Tiene presupuesto la Casa de Alba para compras? «Todos nuestros recursos se centran en la conservación de nuestro patrimonio, no en ampliarlo. Sería muy ilusionante en el futuro poder continuar coleccionando». Todo el patrimonio de la Fundación Casa de Alba, advierte el Duque de Huéscar, «está inventariado. Desde hace algunos años estamos llevando a cabo la enorme tarea de informatizar y digitalizar nuestros fondos, con el objetivo de facilitar al público el acceso a estos. Gracias al trabajo de Rafael Alonso, la colección de pintura está en un magnífico estado de conservación».

¿Por qué no se ha hecho la exposición en el Museo del Prado o en la Academia de Bellas Artes, donde al parecer iba a ir en un principio? «Existe una muy buena relación con el Prado. Siempre intentamos colaborar con ellos en la organización de sus exposiciones con el préstamo de obras de nuestros fondos. La Academia de Bellas Artes es un sitio muy digno y bonito. La Casa de Alba ha estado siempre muy cercana a esta institución y a las personas que la dirigen, pero nos inclinamos por el Ayuntamiento por sus magníficas salas y las condiciones que nos ofrecían».

Testamento de la Duquesa de Alba

¿En qué medida está afectando la crisis a la Casa de Alba? «La crisis afecta a todos y nosotros, naturalmente, no somos una excepción». ¿Ha dejado su madre todo atado y bien atado repartiendo su herencia en vida? ¿Todos satisfechos? «Mi madre, muy inteligentemente, ha hecho testamento con un gran sentido de la Casa».

Como heredero y futuro jefe de la Casa de Alba, ¿pesa la responsabilidad que tendrá en un futuro de preservar este inmenso legado? «No me levanto todos los días pensando en eso. Soy plenamente consciente de la gran responsabilidad que conlleva: he nacido y me he criado en este ambiente». ¿Qué valora más de su madre? «Su sensibilidad y talento artístico, su tenacidad y su gran sentido de la Casa».

Compartir

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
NATIVIDAD PULIDO Es uno de los artistas más singulares del Renacimiento español. Se dedicó exclusivamente a la pintura religiosa, pero fue tremendamente original

Sigue ABC.es en...

Hoy en TV

Programación Televisión

Buscador de eventos
Búsqueda sencilla
Lo último...
Lo bello
lo útil
Últimos vídeos

El FBI libera a 105 menores víctimas de explotación...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.