Internacional

Internacional / estados unidos

Obama arriesga el voto negro e hispano con su defensa del matrimonio gay

El presidente podría perder en ocho estados clave para las elecciones, que han blindado en sus constituciones la boda tradicional

Día 11/05/2012 - 14.29h
REUTERS

Compartir

No está claro que el apoyo al matrimonio homosexual le vaya a suponer a Barack Obama más votos y en cambio podría perderlos, sobre todo en estados decisivos en las presidenciales del 6 de noviembre, que en su mayoría aprobaron por referéndum en los últimos años la prohibición expresa del matrimonio entre personas del mismo sexo.

Además, entre los afroamericanos y los hispanos, minorías que en 2008 se volcaron con Obama, la defensa del matrimonio tradicional sigue siendo importante, como lo es para el tercio de la población estadounidense, que se declara evangélica. Pero la opinión pública está cambiando (el 53% apoya ahora las bodas gay), así que está por ver el efecto real que tendrá el anuncio, que queda a nivel de declaración, pues el candidato a la releección no promeverá ningún cambio en la legislación federal.

Obama ha hecho su anuncio de apoyo a ese tipo de uniones por convicción ideológica, presionado por los sectores más liberales de su partido, pero también por cálculo electoral, en una jugada arriesgada: arrincona así aún más en la derecha a su rival republicano, Mitt Romney, al tiempo que confía en que el giro que está dando la opinión pública sobre este asunto acabe dándole la razón. Lo crucial es saber si ese giro es lo rápido que Obama desearía.

De los diez principales estados que se consideran que pueden bascular en las elecciones hacia uno u otro partido, ocho han modificado sus constituciones para definir el matrimonio como una unión entre un hombre y una mujer. El último en hacerlo fue esta semana Carolina del Norte, que el martes aprobó por el 61% de los votos frente al 39% una enmienda preventiva de ese tipo, con lo que ya son treinta los estados donde el matrimonio sexual está prohibido.

Carolina del Norte se sumaba a los también “swing states” de Colorado, Florida, Ohio, Pensilvania, Virginia, Nevada y Wisconsin. Solo en estos dos últimos están permitidas las uniones civiles de personas del mismo sexo, posibilidad que no existe en el resto.

Por su parte, únicamente dos estados “swing” han aprobadas las bodas gays, Iowa y New Hampshire. En total, en Estados Unidos el matrimonio homosexual es posible en seis estados y la capital.

Al hilo de las encuestas

La evolución de la opinión pública, que por primera vez ahora se inclina a favor de esa nueva realidad (53% de los ciudadanos está a favor, cifra que se ha doblado en los últimos quince años, frente al 47% que se opone) hace predecible que aumentará la lista de los estados donde homosexuales y lesbianas puedan contraer matrimonio, pero la batalla cultural que se está librando en el seno de Estados Unidos es de difícil pronóstico.

Obama tenía asegurado el voto del colectivo gay por medidas que ha aprobado en su presidencia. Como la oficial admisión de homosexuales en el Ejército y la negativa a utilizar la ley federal que define matrimonio como algo entre hombre y mujer (aprobada por Bill Clinton en su reelección de 1996) para impedir las bodas gay en los estados que las están aprobando.

El paso dado le puede suponer una mayor movilización de las bases demócratas más liberales, que podían tender a la abstención por otras políticas de Obama, como su agresiva política antiterrorista, pero también moviliza a las bases más conservadoras en el campo republicano

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Álvaro Ybarra Zavala Magazine
Dombass, crónicas desde el frente

Dombass, crónicas desde el frente

Una pequeña habitación con una vieja mesa de reuniones y un escritorio es el centro de operaciones del comandante Alexis en Shakhtars'k

Más historias en AYZ Magazine

Ver el reverso

Fotografías antiguas de ABC
El pueblo de Madrid despide al insigne político español
comprar
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.