Internacional

Internacional

Marine Le Pen hipoteca el futuro del paisaje político francés

La presidenta del ultraderechista Frente Nacional supera a Sarkozy en intención de voto, según los últimos sondeos

Día 07/03/2011 - 18.52h

El paisaje político francés ha quedado hipotecado a la ascensión a la alza, en todos los sondeos de opinión, de Marine Le Pen, amenazando todos los equilibrios tradicionales, a la derecha y a la izquierda.

La presidenta y candidata a la presidencia de la República del Frente Nacional (extrema derecha) comenta con cierta ironía esa evolución: “Hace tres meses, los sondeos me daban un 11 o un 12 por ciento en la primera vuelta de las próximas presidenciales. Hoy ya tengo entre un 20 y un 25 por ciento, venciendo a Sarkozy y a cualquier candidato de la izquierda, ¿No creen que algo está pasando en Francia?”.

Desde la izquierda, Paul Quinio comenta en Liberation: “Marine Le Pen también es una amenaza para la izquierda, que debiera presentar soluciones creíbles a un electorado popular que ya no cree en los milagros ni las antiguas recetas”.

Desde la derecha, Paul-Henri du Limbert advierte en Le Figaro contra los riesgos de una “multiplicación” de candidaturas de centro derecha que pudieran convertirse en una amenaza para Nicolas Sarkozy. Las posibles candidaturas de Dominique de Villepin (conservador) y François Bayrou (centrista), entre otros, están llamadas a “robar” votos al presidente candidato a su propia reelección, la primavera del 2011, haciendo el juego a la extrema derecha y la izquierda.

Los votos de los hijos de los obreros

En realidad, todos los sondeos y estudios sociológicos confirman que Marine Le Pen, “recentrando” verbalmente al Frente Nacional, rechazando, incluso, el calificativo de “extrema derecha”, está consiguiendo “robar” electores a la izquierda y a la derecha.

Todos los sociólogos que han estudiado la matriz social de la extrema derecha insisten en el mismo punto: el Frente Nacional es hoy el primer partido obrero de Francia, y los hijos de los obreros que votaban al Partido Comunista Francés, en otro tiempo, votan ahora a la extrema derecha, en muchos casos. Esa evolución del electorado popular, con muy poca formación cultural, perjudica a la izquierda socialista y comunista.

Al mismo tiempo, todos los sondeos de los últimos dos años confirman la existencia de un electorado conservador, tradicionalista, a la derecha de la derecha, que se dice decepcionado con Nicolas Sarkozy. Esos electores (católicos muy creyentes, conservadores puros) pueden preferir en un gran porcentaje a Marine Le Pen.

Entre los politólogos, sin embargo, Marine Le Pen “no ha ganado, todavía”. Su punto débil quizá sea su programa económico. Salir del euro y restaurar las fronteras comerciales de la nación son proclamas que plantean insondables problemas prácticos, que no desconocen las clases medias acomodadas.

  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Álvaro Ybarra Zavala Magazine
Dombass, crónicas desde el frente

Dombass, crónicas desde el frente

Una pequeña habitación con una vieja mesa de reuniones y un escritorio es el centro de operaciones del comandante Alexis en Shakhtars'k

Más historias en AYZ Magazine

Ver el reverso

Fotografías antiguas de ABC
El pueblo de Madrid despide al insigne político español
comprar
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.