Todo lo que debes saber antes de hacer un «Free Tour»

Este tipo de «turismo colaborativo» gana terreno en las grandes ciudades del mundo

Actualizado:

Viajar y conocer nuevas ciudades es una de las mejores fórmulas para salir de la rutina y desintoxicarnos del día a día. París, Nueva York, Madrid, Londres o Roma ofrecen la posibilidad de conocer historias pasadas y presentes, descubrir lugares donde se rodaron emblemáticas películas o simplemente disfrutar de agradables paseos o una gastronomía única de cada lugar. Para facilitar la tarea al turista que visita por libre una ciudad existen opciones de pago como los autobuses turísticos o los City Tour. Una alternativa a estos clásicos son los «Free Tours», una opción «barata» pero no por ello menos profesional aunque si algo polémica. ¿Qué ofrecen estos tours?, ¿son realmente gratis?, ¿quiénes son estos guías que ofrecen una visión rápida de la ciudad? o ¿dónde se pueden contratar? son algunas dudas que pueden surgir a la hora de apuntarse a un «Free Tours».

[Asalto al museo: los «free tours» entran en las galerías de arte]

¿Qué ofrecen los «Free Tours»?

Los Free Tour ofrecen recorridos por los principales puntos turísticos de una ciudad de forma «gratuita». Cada día son más las empresas que, a través de internet, ofrece este tipo de visitas guiada para los cuales tan solo hay que convenir una fecha y hora con un guía que hará un recorrido ya establecido y normalmente en grupo de una determinada ciudad. Existen muchas opciones desde los más turísticos hasta tour históricos, nocturnos o de leyendas.La diferencia con los tours convencionales es que aquí el precio lo pone el cliente al terminar la visita en forma de propina. Es decir, al finalizar el recorrido cada uno juzgará cuánto cree que vale el trabajo del guía de acuerdo a lo satisfechos que se esté con el resultado.

¿Cuánto puede costar?

Aunque algún que otro turista se marche sin despedirse del guía, y por tanto sin «agradecer» su visita con una propina, lo cierto es que ya está más o menos institucionalizado una media de diez euros por persona. Los viajeros con menos recursos pueden reservar cinco euros mientras que aquellos que viajan en familia no estará mal visto que no «paguen» los más pequeños. De esta forma los Free Tours suelen ser más baratos que los guías oficiales.

Así funciona el «Turismo colaborativo»

Los «Free Tours» o «turismo colaborativo» han ido cambiando con los años. Lo que se inició por parte de estudiantes de Turismo como una forma de «sacarse algo de dinero» y ganar soltura haciendo de guías no oficiales por los rincones más emblemáticos de las ciudades se ha transformado en un negocio por parte de plataformas que ofrecen estos servicios. Los turistas buscan por internet las empresas que ofrecen estos «Free Tours» mientras que los guías abonan una tarifa a la plataforma que sale de las propinas con las que los turistas «pagan» su trabajo. De esta forma, lo que en un principio era una propina por el esfuerzo del guía se ha convertido en todo un negocio.

La polémica

La Confederación Española de Federaciones y Asociaciones Profesionales de Guías de Turismo (CEFAPIT) se ha mostrado en más de una ocasión en contra de estos «Tours colaborativos» porque consideran que se genera una situación «injusta» ya que los profesionales deben realizar una prueba que acredite sus conocimientos, mientras que no ocurre lo mismo con los que ofrecen tours gratuitos. Otro problema que se produce es que por la actividad no se tributa ya que las propinas no se consideran pagos. Así, la actividad no genera ingresos para el erario público. Desde la CEFAPIT se pide que esta actividad se regulen para acabar con la desigualdad entre los guías oficiales y aquellos que ejercen en una plataforma de «Free Tour».