Cinco «astrolanders» participan en el primer grupo seleccionado por la empresa Astroland
Cinco «astrolanders» participan en el primer grupo seleccionado por la empresa Astroland

Los 5 viajeros que experimentan la vida en Marte en una cueva de Cantabria

Cinco personas han estrenado ya esta experiencia entre científica y turística para ensayar la vida humana en Marte en una cueva de Arredondo

Actualizado:

Cinco personas de todo el mundo participan desde ayer martes, 16 de julio, en la primera «misión» a Marte, organizada por la empresa Astroland con motivo del proyecto puesto en marcha en una cueva de Arredondo (Cantabria) para ensayar en su interior cómo será la vida humana en el planeta rojo, de cara a su colonización hacia el año 2035.

Esta pionera y «épica» aventura en el cavidad cántabra coincide, por tanto, con el 50 aniversario de la llegada del hombre a la Luna, ya que aquella misión se lanzó al espacio el 16 de julio de 1969 y llegó a la superficie del satélite de la Tierra el 20. Un día después los astronautas Armstrong y Aldrin caminaron sobre la superficie lunar.

Astroland, la primera agencia interplanetaria española, con sede en Madrid y delegación en Santander, llevará a cabo una experiencia espacial analógica a Marte dentro de la gruta, de 1,5 kilómetros de largo y hasta 60 metros de alto, con motivo de la segunda carrera espacial.

En el primer viaje participarán cinco personas de diferentes nacionalidades y profesiones, elegidas entre todas las inscritas, tras un amplio proceso de formación previa, tanto física como psicológica.

Y es que en el interior de la cueva se reproducirá la vida en Marte, un hito que supondrá «el primer paso» hacia una futura llegada del hombre al cuarto planeta del Sistema Solar, algo hasta ahora «imposible» precisamente por las hostiles condiciones en la superficie marciana.

Tras dos años de investigación y desarrollo, Astroland ha creado una estación científica espacial, la Ares Station, construida en el interior de la cueva en la que se reproduce dicho ambiente.

El pasado mes de junio, la empresa promotora de esta iniciativa -a la que se han sumado numerosas entidades para colaborar- ha realizado diversas misiones de prueba previas y, también, algunas de carácter científico, ya que el proyecto servirá para que diferentes organismos utilicen sus innovadoras instalaciones como campo de prueba.

Una «misión» de 30 días

Los cinco componentes de la «misión»
Los cinco componentes de la «misión»

El plazo de inscripción para el resto de misiones que se desarrollarán a lo largo del año (y que estarán compuestas por hasta un máximo de 10 personas) sigue abierto, y la misma se puede realizar a través de la web de Astroland.

Esta experiencia tiene una duración completa de 30 días: tres semanas de formación previa en remoto, tres días formación física y psicológica -en las instalaciones de Astroland- y tres días de misión en la Ares Station, dentro de la cueva.

Una vez superadas las diferentes entrevistas personales, los «astrolanders» están acompañados de un mentor en remoto que les forma tanto físicamente -con un plan como el que siguen los astronautas- como mentalmente -con diferentes técnicas de desarrollo personal y otras avanzadas de psicología-.

El perfil de los primeros viajeros

Además, los elegidos tienen un exclusivo espacio online en el que se encuentran con expertos y personalidades relevantes en las materias asociadas a su misión. Entre ellos están José Luis Cordeiro, reconocido ingeniero y conferenciante hispano-venezolano y profesor fundador de la Singularity University en Silicon Valley; Mikolaj Zielinski, matemático polaco y candidato a otras expediciones espaciales como «Mars One»; Fernando González, ingeniero español de sistemas espaciales, científico y escritor, y Carmen Koegler, investigadora y científica alemana.

Dentro del equipo de formadores estará Gabriel González de la Torre, doctor en Neuropsicología de la Universidad de Cádiz, y uno de los pocos expertos psicólogos de astronautas de España.

Una vez concluida esta fase, los participantes se trasladan al Astroland Space Center (ubicado en el Parque Científico y Tecnológico de Santander) para concluir su formación.

Realizarán paseos espaciales participando en cursos de espeleología y prácticas de flotabilidad neutra que simulan los estados de ingravidez. Recibirán también formación en planes de emergencia para actuar ante cualquier circunstancia adversa.

Dentro de la cueva, las personas que participen en la misión dispondrán de todo lo necesario para la inmersión en esta aventura espacial: trajes de astronauta, ropa técnica, laboratorios para el cultivo de plantas en condiciones "imposibles" (cultivos hidropónicos), cápsulas de vida, comida liofilizada, etcétera.

De cara a la primera misión, y antes de adentrase en la cueva, los «astrolanders» seleccionados mantendrán un encuentro con Miguel López Alegría, el primer astronauta estadounidense nacido en España en viajar al espacio.