Uno de los cauces de los Nacientes Marcos y Cordero
Uno de los cauces de los Nacientes Marcos y Cordero - TURISMO DE LA PALMA

Los fascinantes y desconocidos túneles del agua en La Palma

La ruta de los Nacientes de Marcos y Cordero, en La Palma, una ruta para expertos senderistas

Actualizado:

Trece túneles excavados en las escarpadas laderas del Barranco del Agua permiten seguir a pie (y con linterna) el canal que capta dos de los manantiales más caudalosos de La Palma. La vista del precipicio es imponente. Y la ducha, más que segura.

A La Palma le dicen la Isla Bonita, pero también, con no menos razón, la isla de los senderistas, porque está hecha que ni adrede para ellos, con su dramática orografía volcánica y sus más de mil kilómetros de sendas señalizadas. Entre todas ellas, destaca por lo bella, rara y divertida, la ruta de los Nacientes de Marcos y Cordero, en el municipio norteño de San Andrés y Sauces, que sigue el canal que recoge y conduce monte abajo el agua de estos copiosos manantiales, obligando al caminante a atravesar trece angostos túneles, uno de ellos de 400 metros.

Hay que llevar linterna y, sobre todo, un buen impermeable, porque los túneles gotean constantemente. Además de húmeda, la ruta es bastante exigente (24,5 kilómetros y 1.200 metros de desnivel). Por eso no suele hacerse entera, sino atajando desde la Casa del Monte, a donde se accede en taxi todoterreno. Desde allí, son sólo dos horas hasta el naciente más alto, el de Cordero. Luego se puede volver por el mismo camino o bajar al Centro de Visitantes cruzando el Bosque de los Tilos, un frondoso bosque de laurisilva que fue declarado Reserva de la Biosfera en 1983, 19 años antes de que lo fuera toda la isla.

Piscinas naturales

Después de la caminata, se agradece un relajante baño de agua salada en las piscinas naturales que se integran a la perfección en esta quebrada costa y disponen de un bar donde se sirven ricas tapas y productos frescos del mar: bocanegras, medregales, candiles, albacoras, morenas, lapas, camarones… La tierra aquí también es pródiga en manjares. Uno de los más apetecibles, su queso de cabra de pasta prensada, que podremos comprar en cualquier mercado de la isla. Al lado del bar, encontraremos un restaurante, Rompecabos (tel.: 922 452 548), que presume de hacer las mejores croquetas de pescado de La Palma. Para pernoctar, el hotel favorito de los excursionistas en esta zona de la isla es La Palma Romántica, en la cercana localidad de Barlovento, con spa, restaurante y vistas para todos los gustos: al mar, a las montañas y a las infinitas estrellas del cielo palmero.

Hasta el techo de la isla

Estando en La Palma, sería casi un sacrilegio no visitar su espacio natural más emblemático, el Parque Nacional de la Caldera de Taburiente. Para acceder en coche a su balcón natural, el mirador de la Cumbrecita, es necesario reservar. Otro plan obligado es conducir hasta el techo del la isla, el Roque de los Muchachos (2.426 metros), para contemplar a vista de pájaro el enorme circo volcánico de la Caldera de Taburiente, los seis telescopios del observatorio astrofísico y el famoso mar de nubes que originan los vientos alisios.

Fuente: Guía Repsol