Pixabay

¿Y si los restaurantes penalizaran a los clientes que reservan mesa y no se presentan?

Al igual que ocurre con otros establecimientos, los empresarios hoteleros buscan formas de rentabilizar su actividad económica sirviéndose de las nuevas tecnologías

TenerifeActualizado:

A pocos les extraña ya a estas alturas tener que dejar los datos de su tarjeta bancaria cuando reservan, por ejemplo, una habitación de hotel por internet. Aunque luego quizá el establecimiento no la utilice para nada, el cliente acepta que, en caso de no acudir, se le descuente el total o una parte del precio de dicha habitación. El desarrollo de las tecnologías permite tanto que el consumidor pueda reservar a golpe de clic y a su gusto como que el empresario tenga ciertas opciones si la operación resulta nula. En el caso de los restaurantes, en cambio, está menos implantado este registro con garantías. Por ello, son las empresas tecnológicas las que animan a los restauradores a aprovechar los recursos disponibles y rentabilizar su negocio.

«Es indispensable que el sector se adapte a las nuevas tecnologías con aplicaciones monitorizadas que permitan a los usuarios gestionar sus reservas, asegurando la eficienia por parte del establecimiento y un control de las reservas y listas de espera eficiente, para también controlar posibles cancelaciones y aplicar los cargos pertienentes en el caso de que los clientes no asistan», apunta José Antonio Pérez, CEO de Cover Manager en el marco del I Congreso de Ocio Nocturno organizado por Spain Night Life. Según cuenta, además, el 80 por ciento de las reservas online en establecimientos se hacen desde teléfonos inteligentes o desde asistentes como Siri o Alexa, por lo que es necesario aplicar tecnologías «que respondan digitalmente dichas llamadas y que las traduzcan en reservas».

Por otra parte, Javier Rodríguez, gerente de Tomaticket, explica cómo su plataforma ha gestionado ya nueve mil eventos, con cuatro millones de entradas para espectáculos. Esta tecnología permite controlar digitalmente el aforo y difundir información en tiempo real con los agentes que participan en los eventos. «Contamos con terminales que leen los códigos QR de forma instantánea y que contabilizan el número de personas que asisten, cuyo margen de error es menor del 2 %, una tecnología que soporta todos los procesos de venta de entradas, desde internet, hasta taquilla o entrada directa», asegura el profesor también de la Universidad de La Laguna. Según informa, actualmente ya se venden más del 70 por ciento de las entradas para los eventos de manera online.

Encuadrada en una mesa sobre nuevas tecnologías y turismo, Michael Turner ha contado su experiencia como socio fundador de Live Location, que ha «revolucionado el sector del ocio nocturno transmitiendo en streaming actuaciones de DJ o de artistas, que pueden tener varios millones de espectadores, poniendo en boga a los establecimientos y dándoles una difusión hasta ahora desconocida». «Conectamos con las audiencias jóvenes y nos adaptamos a las necesidades del consumidor, enlazando a todas las partes para hacer más grande cualquier evento en directo, con una tecnología en alta definición que cuenta con un sonido excelente y que se distribuye en varios canales», ha matizado. «Este Congreso se emite en directo con este sistema y eso permite que medios de comunicación de todo el mundo se hagan eco de nuestras ponencias, lo cual antes era impensable», concluye.

El sector turístico en España vive ahora un punto álgido pero también crítico: tendrá que adaptarse a las nuevas tecnologías y explotarlas al máximo para ser competitivo con otros países costeros como los mediterráneos o los del Norte de África. Diferenciándose del resto será como pueda evolucionar.