No va más en el cielo: asientos que son cabinas unipersonales

Singapore Airlines inaugura en su primera clase asientos más anchos y extensibles. Pequeñas habitaciones en el aire

Actualizado:

Los clientes que vuelan entre Singapur y Londres se han convertido en los primeros en experimentar una nueva forma de viajar en avión. Los pasajeros de Primera Clase podrán disfrutar de mayor privacidad en unos asientos con un diseño en forma de concha y con paneles laterales curvados que convierten el habitáculo en una «minicabina» unipersonal.

Estos nuevos compartimentos -instalados en una primara fase en ocho aviones- han sido pensados para hombres y mujeres que pasan un importante número de horas en el interior de un avión por lo que a un diseño que otorga mayor privacidad también se ha añadido unas mayores dimensiones. Los asientos aumentan hasta los 88,9 centímetros de ancho y permiten dormir sobre una superficie acolchada de cama de 2,08 metros.

Nuevo sistema de entretenimiento

La compañía también ha pensado en las horas de trabajo o lectura abordo por lo que ha desarrollado una nueva unidad de control eléctrico que permite encender y apagar la luz de forma individual y sin molestar al restos de los tripulantes.

Para completar estos asientos, convertidos en mini habitaciones, se han instalado un nuevo sistema de entretenimiento KrisWorld. Una plataforma de hardware de Panasonic Avionics en una pantalla LCD de 24 pulgadas. Con este nuevo concepto de viajar, Singapore Airlines se convierte en la primera aerolínea en ofrecer internet de banda ancha a los pasajeros.