Noticias

ABCViajar

Noticias / turismo de cine

Estambul para fans de James Bond

Día 20/10/2015 - 15.46h

La ciudad más turística de Turquía, clave en el desarrollo de «Skyfall», también fue escenario de otras películas de 007

abc
El Gran Bazar de Estambul, escenario de «Skyfall»
abc
Daniel Craig actúa en las calles de Estambul
imagen anteriorimagen siguiente

A James Bond le gusta Estambul. Hay ciudades a las que el agente 007 vuelve una y otra vez (Tokio, Hong Kong y Miami se cuentan entre sus favoritas) pero, tras «Skyfall», la seductora puerta al Oriente es –quitando Londres, por supuesto- el lugar al que más veces ha vuelto el personaje en sus películas y novelas, e incluso en algún videojuego.

«Bond salió de la cama, descorrió las pesadas cortinas de felpa rojas, se inclinó sobre la balaustrada de hierro y contempló una de las vistas más famosas del mundo: a su derecha, las quietas aguas del Cuerno de Oro; a su izquierda, las danzantes ondas del desprotegido Bósforo, y, en medio de ambos, los ruinosos terrados, encumbrados minaretes y achaparradas mezquitas de Pera». Con estas palabras describía el escritor Ian Fleming el primer contacto del agente 007 con Estambul en su novela «Desde Rusia con amor» y, como le sigue ocurriendo a prácticamente todo el mundo, Bond se quedó prendado de la ciudad a primera vista.

Corría el año 1957, así que la geografía urbana ha cambiado bastante, pero podemos asumir que el espía se encontraba en algún punto elevado en las cercanías de la Torre de Gálata, una de las visitas imprescindibles. Hoy, los edificios son un poco más altos, y las localizaciones privilegiadas como la que relata Fleming –con vistas a las dos franjas de mar de la ciudad- han sido copadas por cafeterías «chic» o propietarios pudientes. Probablemente, el hotel en el que se alojó Bond ya no existe, pero la oferta de alojamiento sigue siendo de las más extensas del mundo: Estambul, tanto ayer como hoy, ofrece hoteles para todos los bolsillos, gustos y propósitos.

Así que, ¿por qué no animarse y seguir los pasos de Bond? Con un poco más de tacto, eso sí, porque el agente 007 va dejando a su paso un reguero de cadáveres y bastante destrucción física. No sólo en la ficción: durante el rodaje de «Skyfall», uno de los especialistas causó daños a una fachada de trescientos años de antigüedad al chocar con una moto en el interior del Gran Bazar, en una de las escenas de persecución más trepidantes de la película.

Y es que Bond recorre este recinto legendario a lomos de una potente motocicleta, tanto por el interior como por el tejado. Nosotros, como simples mortales, deberemos conformarnos con recorrer el bazar a pie, deleitándonos con las piezas a la venta y los ingeniosos comentarios de unos tenderos que se las saben todas. Por hablar, algunos hablan hasta catalán y euskera…

Cerca de allí está el barrio de Sultanahmet, donde se encuentran los que probablemente son los dos edificios más emblemáticos de Estambul: la Mezquita Azul y el Museo de Santa Sofía. En un principio, los responsables de «Skyfall» pretendían filmar en esta localización pero lo descartaron porque cerrar la plaza siquiera por un día supondría un gasto multimillonario muy difícil de asumir, tanto para la productora como para la propia ciudad. Así que podemos olvidarnos de Daniel Craig por un rato y rescatar a otro Bond, a Sean Connery, quien sí visitó el lugar en la adaptación cinematográfica de «Desde Rusia con amor» (1963), en la que protagonizó una memorable secuencia en las Cisternas de Yerebatán, una colosal construcción subterránea destinada a proveer de agua a los palacios de Sultanahmet, que deja boquiabiertos a los turistas. A pocos metros se encuentra el fascinante Palacio de Topkapi, en el que, que sepamos, nunca estuvo Bond, pero que nosotros no podemos perdernos.

El James Bond de «Skyfall» también pasa, cual caballo de Atila, por la zona de Eminönü, donde se encuentran la Mezquita Nueva, el puente de Gálata y el Bazar de las Especias. Junto a la Mezquita Nueva (así llamada porque «solo» tiene cuatrocientos años de antigüedad), el equipo de rodaje construyó una fuente que le complica las cosas a Daniel Craig-007, y que ha quedado tan bonita y tan realista que el alcalde de Estambul le ha pedido a la productora que la mantuviese. Otra curiosidad más para atraer a los turistas ‘bondmaniacos’.

De Eminönü parten los barcos que recorren el Bósforo, tanto en su versión corta, sin paradas, como en la larga, que requiere de un día completo y nos lleva hasta la boca del Mar Negro. A ambos lados del puente de Gálata salen también los ferrys que cruzan al lado asiático, a bordo de uno de los cuales James Bond-Connery trata de seducir, con bastante éxito, a la agente rusa Tatiana Romanova (interpretada por Daniela Bianchi) en «Desde Rusia con amor». Estos ferrys, que apenas han cambiado desde la época de la película, siguen siendo una experiencia más que recomendable para los visitantes, por el módico precio de 3 liras turcas (menos de 1,5 euros).

En algún punto del trayecto veremos una pequeña pero exquisita construcción en mitad del agua: es la Torre de la Dama, que aparece en «El mundo nunca es suficiente» (1999) y que en la película sirve de base para un submarino nuclear controlado por un malvado terrorista. En su interior, supuestamente, el Bond interpretado por Pierce Brosnan sufre una tórrida tortura sexual a manos de la millonaria Elektra King (encarnada por Sophie Marceau). Por desgracia, no podemos comprobar si los interiores de la torre se corresponden con los que aparecen en el film, puesto que el edificio no puede ser visitado por los turistas.

Y ya para los fans acérrimos de la serie, diremos que el agente 007 realizó otra visita relámpago a Estambul en 2010, en el videojuego «Blood Stone» bajo la piel de Daniel Craig. En él, el espía mantiene una vertiginosa persecución por las calles de la ciudad –ni que decir tiene que están copiadas metro a metro de las reales– en su Aston Martin último modelo… aunque recomendamos a los viajeros que en esto se abstengan de imitar a Bond. Así, aparte del efimero George Lazenby –a quien no le dio tiempo de viajar demasiado, pues solo protagonizó una película de la saga–, parece que el pobre Roger Moore es el único Bond que no pudo disfrutar de las maravillas de Estambul. Él se lo pierde.

Compartir

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Camino de Santiago

Encuentra los mejores restaurantes

Por tipo de cocina

Lo bello
lo útil