Imagen de archivo de Mark Zuckerberg
Imagen de archivo de Mark Zuckerberg - Chip Somodevilla/Getty Images/AFP

EE.UU. abre una investigación criminal contra Facebook por el uso masivo de datos personales

Microsoft, Amazon, Spotify o Netflix fueron cuatro de las 150 firmas tecnológicas con las que la red social compartió los datos privados de los usuarios sin su permiso para mejorar el negocio publicitario

Actualizado:

Los fiscales federales de Nueva York han abierto una investigación criminal sobre las prácticas de Facebook de compartir datos personales de los usuarios sin su consentimiento, con otras compañías, según ha publicado « The New York Times» este miércoles.

Fue a finales de 2018 cuando saltó un nuevo escándalo salpicó a la compañía que dirige Mark Zuckerbeg. Microsoft, Amazon, Spotify o Netflix fueron cuatro de las 150 firmas tecnológicas con las que la red social compartió los datos personales de los usuarios, una información que reveló en exclusiva el mismo diario.

El objetivo de Facebook con esta masiva filtración era mejorar el negocio publicitario. Netflix y Spotify, por ejemplo, tuvieron acceso a los mensajes de los usuarios en Messenger para así «sugerir películas, programas de televisión y música». Pero esta comercialización de la vida privada de quienes tienen cuenta en la red social fue aún más allá. Tanto que Amazon, Yahoo y Huawei también colaboraron para, a raíz de los datos compartidos, desarrollar modelos complejos de redes de amigos y sugerir más conexiones.

Ahora, un gran jurado de Nueva York ha exigido oficialmente que «al menos dos fabricantes importantes de 'smartphones'» proporcionaran también su información sobre este tema, lo que implicaría a cientos de millones de usuarios. El objetivo de esta causa es aclarar cómo Facebook negoció con las compañías el acceso a los datos privados de los usuarios sin su previo consentimiento.

Las investigaciones, que se han ido desvelando en los últimos meses, apuntan a que la popular red social, que cuenta con 2.300 millones de usuario en el mundo, comparte o ha compartido una gran cantidad de datos personales con otras empresas tecnológicas, entre los que se encuentran los fabricantes de móviles, por ejemplo, para que sus servicios sean compatibles con sus sistemas operativos. Y es que todo apunta a que las principales fabricantes de móviles, como Mirosoft, Apple o Samsung, también estarían implicadas en el escándalo, junto a Spotify, Amazon o Netflix.

Facebook se defiende

La pregunta que se plantea la investigación ahora es si esta práctica se ha hecho de manera transparente para los usuarios. Al tratarse de una investigación criminal, que arrancó hace apenas unos días, Zuckerberg no se enfrenta solo a sanciones económicas.

«Ya se ha informado que hay investigaciones federales en curso, incluso por parte del Departamento de Justicia. Como hemos dicho antes, estamos cooperando con los investigadores y tomamos todo esto con seriedad. Hemos dado testimonio públicos, respondido preguntas y prometemos que seguiremos haciéndolo», ha apuntado Facebook en un comunicado.

Facebook está en plena controversia sobre el uso de los datos personales de los usuarios desde el escándalo de Cambridge Analytica hace un año. Funcionarios electos, reguladores e investigadores de todo el mundo están investigando si la compañía ha ocultado los detalles en sus prácticas a la hora de intercambiar datos.

Solo en los EE.UU., la Comisión Federal de Comercio (FTC) y la Comisión de Bolsa y Valores (SEC), así como el Ministerio de Justicia, están investigando las prácticas de manejo de datos de los usuarios de Facebook.

La FTC ya confirmó que ha abierto una investigación no pública sobre las prácticas que utiliza Facebook para gestionar la privacidad de sus usuarios. De hecho, Zuckerberg está negociado una multa millonaria, que podría ser histórica, con la Comisión Federal del Comercio tras la filtración de Cambridge Analytica.

La información personal de decenas de millones de usuarios había estado, sin saberlo, en manos de la firma británica Cambridge Analytica, especializada en el análisis de datos, y que trabajó en 2016 para la campaña del candidato republicano Dondald Trump, quien se convirtió en presidente de Estados Unidos.

Facebook corre el riesgo de enjuiciamiento civil y penal, incluidas multas importantes, entre otras sanciones. Solo la FTC, podría imponerle una multa de 2.000 millones de dólares.