China ha estado instalando una aplicación que espía los «smartphones» de los turistas

El objetivo de la «app» es registrar el contenido almacenado y realizar búsquedas sobre temas controvertidos en el país

MadridActualizado:

Parece que la polémica respecto al ciberespionaje de móviles en China está lejos de llegar a su fin. Según «The New York Times», el país asiático instala una aplicación de vigilancia y seguridad en los móviles de todos los que cruzan la frontera en la región de Sinkiang. El objetivo de esta es registrar el contenido almacenado y realizar búsquedas sobre temas controvertidos en el país.

El medio estadounidense afirma, a su vez, que una vez se entra en el territorio Chino de Sinkiang -que se encuentra en el oeste del país, y con frontera con Asia Central- las autoridades requieren la entrega de los móviles e instalan una aplicación que registra y rastrea los dispositivos de todos los que crucen por esta frontera.

La instalación de esta aplicación es desconocida para el dueño del móvil, ya que es desinstalada antes de que recupere el teléfono. Sin embargo, la falta de control en su eliminación en algunos móviles ha dado lugar a su descubrimiento, según explica el medio citado. Esta vigilancia se supone que tiene el objetivo de prevenir el radicalismo Islamico y fortalecer el Partido Comunista en el oeste del país.

Un equipo de investigadores conformado por medios como «The New York Times», el periódico alemán «Süddeutsche Zeitung», o «The Guardian», realizó un análisis de está aplicación y descubrieron que entre sus funciones se encuentra la de recoger datos personales, incluyendo los mensajes de texto y los contactos.

También realiza una comparación entre los archivos de imágen y audio de cada teléfono móvil con un banco de documentos que está ya instalado en la aplicación, y en el que se encuentran hasta 73.000 archivos relacionados con temas controvertidos. Como se ha explicado, muchos de esos contenidos estan relacionados con el extremismo islámico. Entre ellos destacan grabaciones de himnos yijadistas o imágenes de ejecuciones. Otros, sin embargo, se correspondían con escaneos de un diccionario arábe, imágenes del Dalai Lama, grabaciones de pasajes del Corán o incluso una canción heavy metal japonesa.

En los dispositivos Android la aplicación se llamaba Fengcai y genera una informe de todos los contenidos del «smartphone» incluidos los eventos del calendario, los mensajes de texto o el historial de llamadas, que luego es enviado a un servidor.

El código fuente de la aplicación reveló también que la empresa FiberHome había sido la encargada de desarrollar la aplicación. Según la página web de la compañía, ofrece productos para ayudar a la policía a recopilar y analizar datos, y ha firmado acuerdos con las autoridades de seguridad en toda China.

En el caso de los dispositivos de Apple, según explica «The New York Time», los iPhone se conectan a otro dispositivo vía USB, pero no se sabe bien qué ocurre con ello. En el caso de la «app» para Android, la investigación ha concluido que aunque esta permanezca en el «smartphone», no realiza análisis en segundo plano.