ABC

OCIO

El lujo de comprar un instrumento a medida

Los fabricantes de nombre internacional personalizan el diseño de los instrumentos sin que el sonido pierda un ápice de calidad

Piano de acero - Goldfinch
ActualizadoRaquel F-NovoaRaquel F-Novoa Redactor MultimediaSeguirLeer despuésCompartir
Enviar noticia por correo electrónico

Instrumentos de exquisita calidad, detalles personalizados, diseños únicos o réplicas de coleccionista de los modelos utilizados por los astros del rock and roll.

Los buques insignia del sector se reinventan para adaptarse a los caprichos de los melómanos y coleccionistas, algunos de ellos empujados por la crisis, otros nacen especializados en la customización de instrumentos. Así se impone el lujo en el sector musical.

Heintzman, el piano de cristal

Piano de cristal, el más caro del mundo
Piano de cristal, el más caro del mundo - Heintzman
Detalle del piano de cristal
Detalle del piano de cristal - Heintzman

La histórica marca canadiense forma parte del grupo Grupo de piano HsingHai de Beijing desde 1989 y, con motivo de los Juegos Olímpicos, construyó el piano más caro del mundo.

El pianista Lang Lang lo hizo sonar en público por primera vez, brotaron de su interior unos acordes limpios y precisos que fascinaron a los espectadores.

En 2014, el piano de cola de 9' de Heintzman se subastó y el mejor postor pagó 3 millones de euros por la pieza.

Gibson Custom

Réplica de la guitarra de Slash, guitarrista de Guns and Roses
Réplica de la guitarra de Slash, guitarrista de Guns and Roses - Gibson Custom
Ultimate SG, diseñada por Billy Gibbons
Ultimate SG, diseñada por Billy Gibbons - Gibson Custom

La marca fetiche de los rockeros, Gibson, permite a sus clientes personalizar los instrumentos.

El músico podrá elegir los materiales del cuerpo de la guitarra, su textura, los acabados del mástil, los colores, etc. El servicio se llama Gibson Custom y tanto el precio como el plazo de entrega se negociarán desde el momento en el que se negocien con la empresa todos los detalles que incluirá el instrumento.

La opción favorita de los coleccionistas y mitómanos es elegir una de las unidades de edición limitada «True Historics», que saca al mercado réplicas exactas de los ejemplares utilizados por las estrellas del rock. Una pieza de estas ediciones limitadas cuesta entre los 5.000 y los 12.000 euros.

Guitarras Bros, sangre y tradición

Ejemplar personalizado con el nombre del propietario y una rosa
Ejemplar personalizado con el nombre del propietario y una rosa - Guitarras Bros
Diseño hecho para «La Mary», de Chambao
Diseño hecho para «La Mary», de Chambao - Guitarras Bros

El nombre de la emblemática fábrica hace honor a Francisco Broseta Rogla, el primer artesano de una ancha estirpe dedicada la fabricación de guitarras.

Guitarras Bros existe desde 1974, año en el que el hijo y los nietos de Francisco Broseta cogieron su testigo y aplicaron la tradición familiar a los avances tecnológicos y técnicos actuales.

Sus guitarras personalizadas se construyen pieza a pieza siguen la tradición patria. Cada ejemplar tarda una media de dos meses en estar terminado y el músico podrá elegir todas las especificaciones de su instrumento, en función de las exigencias variará el precio.

Los instrumentos se convirtieron en el sello del artista español y han rebasado nuestras fronteras al ser las elegidas de músicos de renombre internacional. De esta forma, los nietos de Francisco Broseta consiguieron cumplir el sueño de su abuelo.

Goldfinch Pianos, más que música

«The Baby»
«The Baby» - Goldfinch
La empresa crea, diseña y personaliza pianos
La empresa crea, diseña y personaliza pianos - Goldfinch

«Los pianos Goldfinch son más que música», defiende la carta de presentación de su página web, porque las obras que salen de este taller aúnan artesanía, diseño, tecnología y devoción por la música.

Persiguen la perfección desde 1975, cuando el JR Norman, afinador de pianos, abre su primera tienda, 1066. Su trabajo le había enseñado que todos los pianos se fabricaban torpemente, con imprecisiones y defectos que sólo los profesionales detectaban.

Emprendió una aventura cuyo espíritu sobrevive a cuatro décadas de inclemente lucha. Tras el estallido de la crisis adoptó su nombre actual, Goldfinch, que se ciñe mejor a la nueva idea de negocio. Ahora crean, diseñan y personalizan unos instrumentos que satisfacen a los amantes del arte a través de los cinco sentidos.

«The Baby», es uno de los diseños fetiche de la marca, se vende por 700.000 dólares (609.062 euros), tardó años en construirse. Su diseño se encargó al estudio de arquitectura y diseño Based Upon de Londres.

El precio de los instrumentos personalizados depende de los elementos que quiera añadir el cliente. Una de sus más recientes creaciones fue el capricho de un músico catarí que pidió a la casa un piano de cristal cubierto con medio millón de cristales de Swarovski. Cada joya se incrustó a mano, por lo que la construcción del ejemplar demoró seis meses. Su precio final alcanzó las 420.000 libras (478,049 euros).

SJC Drums, un sueño infantil

Batería fabricada por los hermanos Ciprari
Batería fabricada por los hermanos Ciprari - SJC
Expertos en el diseño de tambores
Expertos en el diseño de tambores - SJC

Los hermanos Mike y Scott Ciprari no soñaban con convertirse en una marca de referencia de baterías mientas customizaban instrumentos en el sótano de la casa de su abuela a los 9 años.

Su hobbie se convirtió en una vocación y ése es el secreto de su liderazgo en el sector. Scott se centró en la calidad de los tambores mientras a Mike cada vez lo fascinaba más el diseño y la personalización de las piezas.

Su primer cliente con fama internacional fue The Aquabats, el grupo favorito de Scott. Pero el golpe definitivo llegó en 2006, cuando «¡Panic! at the disco» se presentó en los Video Music Awards de MTV con un instrumento de la casa.

Tras superar la convulsa crisis económica y las correspondientes tensiones entre los hermanos, la empresa puede presumir en sus 15 años de vida de vender ejemplares grupos de la talla de Green Day, Slimpknot o Twenty One Pilots.

Un kit de batería de SJC Drums cuesta alrededor de 2.000 euros, auque el precio del conjunto personalizado debe negociarse con la firma.

Top Summum

  1. 1

    El crucero de 1.000 millones con sello español

  2. 2

    Siete marcas de electrodomésticos de lujo que deberías conocer

  3. 3

    Los astronómicos sueldos del clan Kardashian por cada post en Instagram

  4. 4

    El nuevo yate-limusina de 117 millones de euros

  5. 5

    El puerto más lujoso de Europa está en España

  6. 6

    Cómo vestir con estilo para una barbacoa de verano

  7. 7

    El mejor vino del mundo de 2019 es un vino de Jerez

  8. 8

    Cómo de corto (o largo) debería ser tu bañador este verano

  9. 9

    Un crucero de lujo en España con submarino para sus pasajeros

  10. 10

    Diez chefs que todo buen 'foodie' debería conocer

  1. 1

    El extravagante jet privado de Kylie Jenner

  2. 2

    Un café que promete acabar con la celulitis

  3. 3

    Siete marcas de electrodomésticos de lujo que deberías conocer

  4. 4

    Cómo vestir con estilo para una barbacoa de verano

  5. 5

    El nuevo yate-limusina de 117 millones de euros

  6. 6

    El crucero de 1.000 millones con sello español

  7. 7

    Ir de vacaciones a la Luna ya es posible

  8. 8

    Diez chefs que todo buen 'foodie' debería conocer

  9. 9

    El "club" Ferrari: más exclusivo que nunca

  10. 10

    Cómo de corto (o largo) debería ser tu bañador este verano