Décimo del sorteo de Navidad de este año - LAE

El décimo del Gordo, pieza de coleccionista

Desde 1960, la lotería cuenta con la imagen de una obra de arte o un momumento que acompaña a los números de la suerte

JESÚS BOMBÍN
Actualizado:

A la sede de la entidad pública empresarial Loterías y Apuestas del Estado (LAE) en Madrid llegan cada año peticiones de municipios y colectivos para que algún elemento monumental vinculado a su zona ilustre los billetes de la Lotería de Navidad y del Niño. Es la suerte de la suerte. Colocar una referencia local en la viñeta del hueco reservado en el papelito que más devoción suscita en este país garantiza ser visto, tocado y anhelado por millones de personas que fían la mejora de sus vidas al veredicto de un bombo lleno de bolitas cada 22 de diciembre y 6 de enero, informa El Norte de Castilla.

Pero el criterio que suele guiar con más regularidad las elecciones de LAE es el catálogo de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre. De él se echa mano para seleccionar escenas navideñas plasmadas en pinturas y retablos de los siglos XIV al XVI. «Una vez elegido un motivo artístico ya no se vuelve a utilizar, no se repite», cuenta Juan Gallardo, director comercial de LAE. «Intentamos seleccionar obras de arte de calidad, conocidas y ceñidas al tema de la Navidad o la Adoración de los Magos».

«Una vez elegido un motivo, ya no se repite»

En el caso del retablo de la iglesia de El Salvador su elección se debe a estar incluido en el catálogo de obras artísticas de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre. Hasta 1897 ningún décimo de lotería incluía la denominación escrita de sorteo de Navidad. Ese es uno de los argumentos que lleva a dar por sentado que el de ese año fue el primer 'Gordo' repartido con motivo de las fiestas navideñas.

La tradición de ilustrar los billetes de lotería en otros sorteos durante el resto del año con temas monográficos que abarcan desde el ámbito artístico, científico al literario y monumental se remonta a 1960. Para LAE el décimo se convierte así en un «soporte de transmisión cultural y coleccionismo». En 1960 el tema elegido para estrenar este modo de ilustrar los boletos fue 'La mujer en la pintura española'. Le seguirían 'Artes y oficios populares' en 1961, 'Monumentos españoles' en 1962 y 'El juego' en 1963. 'Rutas españolas', 'Fiestas populares', 'Refranero popular', 'Tauromaquia', 'El libro español' y 'Artesanía española' son otros motivos estampados a lo largo de medio siglo. Entre 2006 y 2009 las ilustraciones de los billetes de Lotería Nacional se dedicaron al tema monográfico 'Faros de España', haciendo hueco al reflejo gráfico de eventos y conmemoraciones de interés general. A lo largo de este año el protagonismo gráfico de los décimos recae en la serie 'Paradores de España'.