Manifestación contra la sentencia de La Manada frente al Ministerio de Justicia, en Madrid
Manifestación contra la sentencia de La Manada frente al Ministerio de Justicia, en Madrid - EP

Vuelve la indignación contra el «bis» de la sentencia a La Manada: convocan protestas en las calles

Se desata de nuevo la ira tras conocer la ratificación de los 9 años de prisión para los cinco amigos sevillanos

La Manada condenada a 15 años por violación

La sentencia de La Manada en directo

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Como ocurriera el 26 de abril, cuando cundió la indignación tras conocer la sentencia de la Sección Segunda de la Audiencia de Navarra sobre «La Manada», la ratificación de los nueve años de prisión y abuso sexual por el Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) desata nuevamente la ira de la calle.

Aunque esta vez la resolución no ha sido unánime, ya que dos magistrados han presentado un voto particular al entender que sí existió violación, las reacciones tampoco se han hecho esperar. El alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, ha anunciado este miércoles que el ayuntamiento recurrirá al Tribunal Supremo la sentencia y ha señalado que tanto el consistorio como la sociedad están al lado de la víctima. Las principales asociaciones de jueces y magistrados han expresado y pedido este miércoles «escrupuloso respeto» por la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Navarra en relación al caso y han emplazado al legislador a acometer una reforma del Código Penal que esclarezca la tipificación de los delitos sexuales, dada la «sutil línea» que, apuntan, genera dudas en casos como este.

Desde el Gobierno, se han manifestado con rotundidad tanto la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, como la vicepresidenta del Ejecutivo, Carmen Calvo. Montero ha expresado su rechazo a la sentencia que condena a nueve años de prisión a los miembros de «La Manada» por abuso sexual y les absuelve del de agresión. «El Gobierno nunca ha ocultado que la situación que se vivió en esos hechos para este Gobierno responden más a un ejercicio de violación. Con eso queda dicho todo», ha recalcado. Calvo ha emitido varios tuits, donde adelanta que es «previsible que los cinco miembros de La Manada ingresen inmediatamente en prisión». «La sentencia da credibilidad a la víctima. Se confirman las condenas y dos votos particulares estiman que los hechos fueron agresiones sexuales y no abusos. Es previsible que los 5 condenados ingresen inmediatamente en prisión. La sentencia refuerza la necesidad de actualizar con precisión los delitos de violación y agresión sexual, diferenciados de los abusos. El Gobierno ya trabaja en esta modificación legal. Porque solo sí es sí», ha escrito la también ministra de Igualdad.

Desde Podemos, Iñigo Errejón se ha pronunciado a través de Twitter: «Se confirma la vergüenza. Condenan a los de La Manada por abuso sexual pero no por agresión sexual. Y luego habrá campañas institucionales llamando a las víctimas a denunciar. A las cosas por su nombre», ha escrito en su cuenta. En un desayuno informativo, Errejón ha tachado de «vergonzosa» la sentencia confirmada a los miembros de La Manada y ha apostado por cambiar la ley para «que se llame a las cosas por su nombre y nunca más el silencio sea considerado como consentimiento». «Estoy convencido que no tiene nada que ver con la España del siglo XXI que comenzó a construirse el 8 de marzo», ha dicho.

El secretario general de su partido, Pablo Iglesias, ha afirmado que «es una vergüenza que si una mujer no patalea, no se considere violación». En una entrevista en «Los Desayunos» de TVE, Iglesias ha insistido en que «el machismo salga de los tribunales porque, por desgracia, se ha instalado» y en la necesidad de dar formación de género a los jueces y fiscales. El líder de la formación morada ha recordado que en su apoyo a la moción de censura del PSOE puso como condición la aprobación de una ley de libertad sexual para evitar sentencias como la de La Manada y ha subrayado que no entendería que las fuerzas políticas que respaldaron a Pedro Sánchez no apoyen esta ley para «blindar que solo sí es sí».

La alcaldesa Ada Colau, en una entrevista en «El matí de Catalunya Ràdio», también ha criticado la decisión del Tribunal Superior de Navarra y ha asegurado que hace falta una reforma del sistema judicial ante la «justicia patriarcal» actual, por lo que ha pedido al presidente del Gobierno que actúe para devolver la autoridad y el prestigio social a la justicia.

Por su parte, el portavoz adjunto de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, ha aprovechado para hacer «patria de su causa»: es una «auténtica barbaridad» que «se condene a penas de 25 años a la gente por votar y no por violar», comparando así la sentencia sobre «La Manada» con las peticiones de penas para los líderes independentistas, como Oriol Junqueras.

Desde el PP, el secretario general del PP, Teodoro García Egea, ha pedido respetar las sentencias judiciales aunque no gusten, y ha denunciado que Podemos esté llamando a la movilización contra ese fallo judicial y «faltando el respeto» a los jueces. Según añadido, cuando no se comparten las sentencias hay que recurrirlas pero no salir a la calle. Tras asegurar que el PP tiene «máximo respeto por la justicia, cuando le gustan las sentencias y cuando no», García Egea ha recalcado que los jueces «merecen un respeto».

De las peores decisiones del año

Unas horas antes de conocer la confirmación de la sentencia, la organización internacional Women's Link la colocó ayer martes entre las peores del año en todo el mundo sobre igualdad de género.

Aparte de esta resolución de la Audiencia de Navarra, otras tres sentencias de tribunales de El Salvador, México y Sudán forman parte de las que más discriminan a mujeres y niñas, según se ha decidido en la décima edición de los premios «Género y Justicia» creados por esta entidad.

Varios colectivos estudiantiles y de mujeres están llamando a la movilización de nuevo en las calles. El sindicato de estudiantes, por ejemplo, pide salir a las calles esta tarde y convoca varias concentraciones en ciudades españolas.