En un spot se escenifica la violencia física. el maltrato más conocido - ABC

¿Has visto alguna vez el maltrato en 3D? Pues te sentirás golpeado

La nueva campaña del Ministerio del Interior escenifica tres manifestaciones de violencia de género con una pionera fórmula de realidad virtual

Actualizado:

Tres spots dan forma a la nueva campaña del Ministerio del Interior y la Delegación del Gobierno contra la violencia de género. Cada uno de ellos escenifican una manifestación de violencia distinta: la de control que ejerce un joven sobre su novia; la física de un marido sobre su mujer; y la psicológica con que un hombre veja incesantemente a su pareja. La campaña de realidad virtual es pionera en Europa y se lanza solo en redes sociales, para que quien quiera, la visione con gafas o tecnología apta en móviles y ordenadores para verla a 360 grados. Fue el ministro Fernando Grande-Marlaska el primero que se ha colocado este martes las gafas y vivió en directo cómo se espetaba a una mujer que «no vale para nada», aunque poco después el ministro errase en el número de mujeres que han sido asesinadas este año.

La iniciativa se estrena en vísperas del día mundial contra la lacra e invita a ponerse en la piel de una maltratada. El espectador sabe qué se siente cuando se es golpeado y la vecina se queda en la ventana. La sociedad «no puede mirar a otro lado». «No caben omisiones u olvidos», ha reivindicado Marlaska.

«Ha sido duro y difícil vivirlo, pero hay que mostrar la realidad; las palabras no son suficientes para entender la importancia de este desafío», ha señalado el ministro. «Lo que vemos a veces no nos gusta y tendemos a desviar la mirada», antes de condenar «la realidad insoportable» del maltrato y su dureza cuando se vive en primera persona.

«Es un problema de toda la sociedad, que no es justa ni democrática mientras la mitad ejerce violencia sobre la otra mitad, ha añadido el ministro, quien ha aseverado que es una política de Estado».

En el acto de presentación de la campaña, apoyada por Iberdrola, la responsable de violencia de género del Ministerio del Interior, el llamado VioGén, Marina Rodríguez, ha explicado que las Fuerzas de Seguridad han recibido 67.000 denuncias, dos mil más que el año pasado, y que están gestionando 56.000 casos activos que reciben protección directa. De esas mujeres que reciben protección, 18 se encuentran en riesgo extremo (uno de los datos más elevados de los últimos tiempos) y casi 200 en riesgo alto.

Los tres spots

Una pareja está en un restaurante. Solo habla el marido: «Todo lo haces mal; cada cosa que te digo, la cagas. No aprendes, te lo he dicho millones de veces; la cruz que me ha caído, me tiene que tocar a mi la tía más tonta del mundo. No vales para nada. Me largo y ahora vas y llamas a tu madre y te pones a llorar y entonces me vas a ver enfadado, pero de verdad».

Dos jóvenes han quedado en un parque. El chico le interroga porque ha llegado tarde: «Dame el móvil, que me lo des -le agarra con violencia del brazo-. Ella se queja y le dice que le está haciendo daño, pero el joven continúa: Has cambiado la clave, con quién te wasapeas, dime la clave, forcejean y le dice que viste como una puta: La próxima vez que cambies la clave te jodo el móvil, no me cabrees porque te enteras», lo tira al suelo. Un joven sentado en un banco reacciona y la guardia civil se lleva al agresor.

En el patio de una casa se ve a dos vecinos discutiendo, el marido abofetea a la mujer y le da puñetazos: «Estoy harto de verte la cara, no me calmo -tortazos y puñetazos- ven aquí, deja de llorar. La vecina que lo presencia llama a la Policía y detienen al agresor».