Rudi admite que el agua puede generar tensiones entre gobiernos del PP
Luisa Fernanda Rudi, con los Príncipes en la inauguración de la restauración de la catedral de Tarazona - EFE

Rudi admite que el agua puede generar tensiones entre gobiernos del PP

La presidenta de Aragón dice que Cañete ha garantizado que el PHN no se separará «un milímetro» de la oferta electoral del PP

ZARAGOZA Actualizado:

La presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, no ha descartado hoy que pueda haber tensiones entre diferentes gobiernos del PP por cuestiones relacionadas con el agua, ya que cada uno defiende aquello para lo que ha sido elegido y "no siempre todos los intereses van en la misma dirección".

En una entrevista en Radio Nacional, la presidenta ha defendido un gran pacto nacional sobre agua tal y como se incluía en el programa electoral del Partido Popular, pero en su opinión "nada tiene que ver con lo que fue el Plan Hidrológico del año 2000", en el que sí se incluía el trasvase del Ebro.

Además, ha insistido en que el ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, le ha garantizado personalmente que el citado pacto "no se va a separar un milímetro" de la oferta electoral popular, al tiempo que ha dejado claro que el documento respetará el Estatuto de Autonomía de Aragón.

Preguntada por la posible existencia de tensiones entre gobiernos del mismo partido por estas cuestiones, Rudi ha reconocido que "siempre puede haberlas, en éste y en otros muchos temas", ya que cada uno tiene "la obligación de defender aquello" para lo que ha sido elegido y "no siempre todos los intereses van en la misma dirección". No obstante, ha hecho hincapié en que hablando se puede llegar "a puntos de encuentro comunes".

En este sentido, la presidenta de Aragón ha subrayado que "el Estado de las autonomías ha funcionado" y por ello no se ha mostrado partidaria de devolver competencias al Estado, porque "lo que hay que hacer es gestionar bien".

Ha dicho que por supuesto existen "disfunciones" y se debe analizar "en qué aspectos hay una superposición de competencias" para proceder a "ordenarlos", sobre todo en un momento económico como el actual.

Colaboración con el sector privado

Así, la prioridad de la presidenta es que Aragón "esté mejor" al finalizar esta legislatura que cuando empezó, aunque ha reconocido que esta época es "muy compleja" y 2012 va a ser "muy duro", por lo que se debe "gestionar bien" la administración autonómica para ofrecer unos buenos servicios a los ciudadanos sin endeudarse.

También se ha mostrado partidaria de preparar proyectos para que puedan ser ejecutados cuando la situación financiera lo permita y "en colaboración con el sector privado", porque no cree que las administraciones públicas "tengan que ser sustitutorias de la iniciativa privada".

"Espero que a partir de mediados del 2013 podamos encarar el futuro con más optimismo", ha dicho en este sentido y ha llamado la atención sobre lo positivo que tiene Aragón: "Una renta de situación" y "unas buenas potencialidades".

Sobre el pacto de gobernabilidad con el PAR, ha comentado que "los gobiernos en coalición siempre son más complicados que un gobierno con mayoría absoluta" ya que en el primer caso "hay que acercar posturas" y en el segundo "tú decides, aplicas tu programa y es más sencillo". Lo que se intenta hacer es "ni mi modelo ni el tuyo, sino buscar el punto de encuentro" y "en estos seis meses hemos logrado encontrar esos puntos de encuentro", ha dicho la presidenta en este sentido.