El Gobierno de Aragón, del PP, dice no al trasvase del Ebro «con toda claridad»
El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, ayer durante su comparecencia en el Congreso - ERNESTO AGUDO

El Gobierno de Aragón, del PP, dice no al trasvase del Ebro «con toda claridad»

El portavoz del Ejecutivo de Luisa Fernanda Rudi recuerda que el rechazo está en el programa electoral y el pacto con el PAR

MADRID Actualizado:

El Gobierno aragonés que preside Luisa Fernanda Rudi, del PP, ha expresado hoy su rotundo rechazo a un trasvase del Ebro. El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Modesto Lobón, ha insistido hoy en que la postura del Ejecutivo autónomo es «trasvase no, con toda claridad», una premisa que además está incluida en el programa electoral del PP y avalada por el presidente, Mariano Rajoy. Así lo ha indicado el consejero a los medios durante una visita a la Reserva Natural de los Sotos y Galachos del Ebro, preguntado por las declaraciones del ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, quien ayer apostó por los trasvases «para aprovechar aguas excedentarias» en el marco del desarrollo de un nuevo Plan Hidrológico.

Luisa Fernanda Rudi, ha pedido respeto al Estatuto de Autonomía de Aragón en lo que respecta a sus disposiciones sobre el agua, en tanto en cuanto es una ley orgánica votada por el Congreso de los Diputados. Rudi se ha limitado a referirse al Estatuto de Autonomía cuando se le ha preguntado por parte de los medios. La posición del Gobierno de Aragón al respecto, según Rudi, es la misma que ha mantenido el PP tiempo atrás, y es la de respeto al Estatuto de Autonomía de Aragón.

El artículo 19 de la norma básica de Aragón dice que sus ciudadanos «tienen derecho a disponer del abastecimiento de agua en condiciones de cantidad y calidad suficientes para atender sus necesidades presentes y futuras, tanto para el consumo humano como para el desarrollo de actividades sociales y económicas».

Rudi también ha hecho referencia a la Disposición Adicional Quinta, que establece una reserva de agua para uso exclusivo de los aragoneses de 6.550 hectómetros cúbicos, dentro del «principio de prioridad en el aprovechamiento de los recursos hídricos de la cuenca del Ebro».

Por otra parte, el PAR, socio de gobierno del PP en Aragón y miembro del Grupo Popular en la Cámara Alta con tres senadores, ha insistido hoy en que «si hay un trasvase» del Ebro, «se ha caído el pacto» de gobernabilidad. El portavoz del PAR en las Cortes, Alfredo Boné, ha pedido a los populares aragoneses un «gesto contundente» en defensa de este acuerdo. Ayer ya advirtió ayer de que el pacto que mantiene con los populares no admite el trasvase del Ebro.

Modesto Lobón ha indicado, no obstante: «Creo que, con respecto al trasvase del Ebro, (el ministro) no dijo nada». En este sentido, ha señalado que apoyará el Pacto Hidrológico Nacional «si es para las obras del Pacto del Agua», pero en ningún caso si es para el desarrollo de un trasvase, informa Efe. «Tengo que decir con toda claridad que nuestra postura es trasvase no», ha repetido varias veces el consejero, «por si hay interpretaciones secundarias o cualquier otro tipo de forma de verlo».

El pacto de gobernabilidad con el PAR

Además, ha recordado que esta es la postura incluida en el programa del Partido Popular, «no la que dijo el ministro», y es una postura «avalada por el propio presidente nacional», Mariano Rajoy, y la que «consta en el pacto de gobernabilidad» firmado por el PP y el PAR.

Ha comentado que «habrá que preguntar al ministro» sobre sus declaraciones, ya que son «interpretaciones que él sabrá de dónde salen», porque desde luego «no salen del programa del PP» y tampoco «de la política actual del Gobierno nacional de España y del Gobierno de Aragón», ha dicho Lobón.

«Lo que hace falta» es la puesta en marcha de las obras incluidas en el Pacto del Agua, ha sentenciado Lobón, quien ha reconocido que hace unos diez días solicitó una reunión con el ministro y, ya que no ha obtenido respuesta, ayer mismo volvió a insistir.

Cataluña, también en contra

Entre tanto, el secretario general de Presidencia y portavoz del Gobierno catalán, Francesc Homs, afirma que la gestión política desde Cataluña de cualquier intento de Plan Hidrológico Nacional (PHN) «será diferente» a la de hace diez años, cuando la propuesta de trasvase del Ebro levantó una gran protesta en el territorio. En declaraciones a TV3 recogidas por Europa Press, ha señalado que el Gobierno de Jordi Pujol quedó «muy escamado» con el último PHN, por lo que se ha afanado en subrayar que la prioridad del Ejecutivo que preside Artur Mas es «la gente de les Terres de l'Ebre y del conjunto del país».

«Le puedo asegurar que la gestión política será diferente a la de hace diez años vista la experiencia y el resultado», ha continuado Homs, que, sin embargo, ha destacado la necesidad de como se concreta el nuevo PHN planteado este miércoles por el ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete.