Cañete: «¿Quién se va a oponer a un trasvase si sobra agua en una cuenca?»
El ministro Arias Cañete, esta mañana, en el Congreso - efe
COMPARECENCIA EN EL CONGRESO

Cañete: «¿Quién se va a oponer a un trasvase si sobra agua en una cuenca?»

El ministro ha insistido en que llevará a cabo una «profunda» reforma de la Ley de Costas

MANUEL TRILLO
MADRID Actualizado:

Tal como avanzó hace unas semanas, el ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha planteado hoy una profunda revisión de la política medioambiental heredada del Gobierno socialista. Entre las numerosas medidas planteadas hoy en la comisión correspondiente del Congreso, ha anunciado un nuevo Plan Hidrológico Nacional, que a su vez plasmaráun Pacto Nacional del Agua que pretende alcanzar el objetivo de «garantizar el suministro de agua de calidad y cantidad suficiente, de una manera integral y solidaria en todo el territorio nacional, tanto para las necesidades humanas como para las del mantenimiento de los ecosisitemas».

Cañete no ha mencionado a lo largo de su comparecencia la palabra "trasvase", si bien ha criticado el escaso cumplimiento de los objetivos de las desaladoras. Según explicó, de las 51 instalaciones de este tipo previstas, solo hay 17 en explotación y 15 en construcción, de manera que solo producen un 16% del agua que se esperaba.

En su respuesta a las intervenciones de los distintos grupos, Cañete ha aclarado que la unidad de las cuencas hidrográficas "no es incompatible" con que se pueda "disponer de las aguas excedentarias". "¿Alguien cree que si una cuenca tiene aguas excedentarias se va a oponer a un trasvase?", interpeló el ministro, quien precisó que siempre que se respeten los caudales mínimos y tratando de alcanzar el máximo consenso posible.

Una política ambiental realista

Asimismo, en su objetivo de aplicar una política medioambiental «realista» y que no sea un obstáculo para el desarrollo, apuntó las líneas de la futura reforma de la Ley de Costas, que incluirá una ampliación de la concesión a los titulares de fincas situadas en el dominio público hidráulico y que iban a empezar a expirar en 2018. Con ello pretendendar «seguridad jurídica» a estos titulares.

En el amplio paquete de medidas anunciados en materia medioambiental, ha incluido simplificar los procesos de declaración de impacto y reforzar el papel del estado en la gestión de los parques nacionales. También se comprometió a cumplir con el protocolo de Kioto en materia de emisiones, ya que, pese a reconocer su reducción, considera que España sigue lejos de los objetivos.

La diputada socialista Leire Pajín ha asegurado al ministro que en la búsqueda de un Pacto del Agua «encontrará» al PSOE, pero advirtió que los populares «no son de fiar», porque «se han dedicado a dividir a los españoles». «En la Comunidad Valenciana les conocemos bien, les hemos desenmascarado», añadió Pajín, quien aseguró que su partido «siempre ha garantizado el agua en momentos difíciles». El Gobierno socialista derogó en su día el trasvase del Ebro a Levante que se había aprobado durante los mandatos del popular José María Aznar.