Una osa polar se pasea por una ciudad rusa buscando comida

Según dijeron los especialistas en ciencias ambientales de la zona, es el primer oso polar que han visto por la zona en 40 años

Actualizado:

Una osa polar que tenía hambre caminó cientos de kilómetros para llegar hasta Norilsk, una gran ciudad en el norte de Siberia, buscando comida. Las imágenes muestran cómo la osa, visiblemente débil y cansada, permanece tumbada y de vez en cuando se levanta para olisquear comida.

Según dijeron los especialistas en ciencias ambientales de la zona, es el primer oso polar que han visto por la zona en 40 años. «Todavía se está moviendo alrededor de una fábrica, observada todo el rato por la policía y los servicios de emergencias, que están garantizando su seguridad y la de los que pasan por la zona», explicó a AFP un funcionario de los servicios ambientales, Alexander Korobkin.

La primera vez que se pudo ver a la osa deambulando por la zona fue el domingo por la noche. Está previsto que hoy llegue a Norilsk un equipo de especialistas que inspreccionarán al animal y decidirán qué hacer con él.

Oleg Krashevsky, un experto local en vida silvestre que grabó a la osa de cerca, explicó que no estaba claro qué era lo que había llevado al animal hasta la ciudad, aunque no descartó la posibilidad de que se hubiera perdido, pues aseguró que tenía los ojos lloros y que creía que no veía bien.

La osa ha supuesto toda una atracción para la ciudad, pues sus residentes no han dudado en salir a la calle, acercarse a la zona en la que se encuentra con el animal, y hacer fotos y vídeos.