CHINA

El pelo único del oso polar inspira un revolucionario aislante

Con aplicaciones en el sector aeroespecial

Actualizado:

El pelo de oso polar ha inspirado un aislante sintético que reproduce su estructura para bloquear el calor tan bien como la versión natural, con aplicaciones en el sector aeroespecial.

A diferencia de los pelos de los humanos u otros mamíferos, los pelos de los osos polares son huecos. Acercados bajo un microscopio, cada uno tiene un núcleo largo y cilíndrico perforado en línea recta a través de su centro. Se sabe desde hace mucho tiempo que las formas y el espacio de estas cavidades son responsables de sus distintivos abrigos blancos. Pero también son la fuente de una notable capacidad de retención de calor, resistencia al agua y elasticidad, todas propiedades deseables para imitar en un aislante térmico.

«El pelo del oso polar se ha optimizado evolutivamente para ayudar a prevenir la pérdida de calor en condiciones de frío y humedad, lo que lo convierte en un excelente modelo para un aislante de calor sintético. Al hacer un aerogel de tubos de carbono, podemos diseñar un material análogo elástico y ligero que atrapa el calor sin degradarse notablemente a lo largo de su vida», dijo el co autor principal, el profesor YU Shuhong de la Universidad de Ciencia y Tecnología de China (USTC) de la Academia China de Ciencias.