Unos jóvenes padres junto a sus hijos mellizos en la manifestación por la vida
Unos jóvenes padres junto a sus hijos mellizos en la manifestación por la vida - ABC
Manifestación Sí a la Vida

«Nuestros hijos mellizos tienen un cromosoma de más pero no los queremos menos»

Matrimonios con hijos con síndrome de Down, jóvenes a contracorriente y muchas familias participaron en la fiesta del Sí a la Vida en Madrid y ofrecieron su testimonio

L. D.
MadridActualizado:

La cultura de la vida no pasa de moda. Miles de personas se enfundaron este domingo en su camiseta verde de «Sí a la vida» y salieron a las calles de Madrid para reclamar una legislación que «defienda la vida sin fisuras».

Todos eran ciudadanos de a pie. Jóvenes, familias con hijos pequeños, abuelos. «Venimos todos los años para defender la vida en cualquier circunstancia. Pedimos que las leyes que rijan nuestro país sean valientes y defiendan nuestro valor fundamental que es la vida», aseguró Nieves, que había acudido a la cita con su marido, y sus cuatro hijos.

El grupo más numeroso, sin embargo, eran los jóvenes. Muchos de ellos estaban como voluntarios en la organización de esta gran cita anual, que se celebra con motivo del Día Internacional de la Vida, el 25 de marzo. Era el caso de Luis, Paco, Paloma, Pilar y Mercedes, un grupo de estudiantes universitarios. «No hay un ambiente muy pro vida entre los jóvenes. Vamos un poco a contracorriente pero cada vez somos más», subrayó Mercedes.

Luis, Paco, Paloma, Pilar y Mercedes
Luis, Paco, Paloma, Pilar y Mercedes - Maya Balanya

Para Clara, de 18 años, era la primera vez en esta manifestación a la que acudió con su grupo de amigos para «concienciar a la gente de lo importante que es la vida». Por su parte, Claudia asistió con sus ocho hijos para «demostrar que no hay que tener miedo a la vida». «La vida es igual a esperanza y un país sin niños está abocado a desaparecer», avisó.

Sobre el escenario de la gran fiesta por la vida se sucedieron los testimonios. Algunos fueron muy emocionantes como el de Mariana y José Luis, padres de mellizos con síndrome de Down. «Evidentemente tener dos hijos con síndrome de Down es algo que no te esperas, pero el que tengan un cromosoma de más no hace que les queramos menos», aseguró esta joven madre con uno de sus hijos en brazo.

A continuación Paula una pequeña de cinco años se subió al escenario para robar el corazón a todos los presentes. Su madre la tuvo con apenas 19 años. No fue un embarazo previsto pero gracias al apoyo de su familia decidió seguir adelante. «Ser madre supuso un cambio radical en mi vida, pero ha sido lo mejor que me ha pasado en la vida», aseguró Ana, junto a su pequeña hija, que animó a todos varias veces a gritar «Sí a la vida».