Parte del cartel de la campaña del Ministerio de Sanidad
Parte del cartel de la campaña del Ministerio de Sanidad

La mitad de los adolescentes ha probado los cigarrillos electrónicos

Sanidad lanza una campaña para frenar nuevas formas de fumar y pide subir el precio del tabaco de liar

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

En España la mitad de los adolescentes de entre 14 y 18 años ha probado los cigarrillos electrónicos. Se trata de uno de los datos provisionales de la encuesta Estudes 2018 que ha adelantado la mañana de este miércoles la delegada del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, Azucena Martí.

En 2016 de la encuesta, la penetración de esta nueva forma de fumar en los jóvenes era mucho menor. Solo uno de cada cinco adolescentes había probado estos dispositivos.

El consumo de estos nuevos dispositivos es mayor entre los jóvenes que en el resto de grupos de edad. En la encuesta Edades 2017, el 9% de la población de 15 a 64 años declaraba haber probado estos dispositivos. Según la de 2016, el 21% de los jóvenes de entre 14 y 18 años, había fumado por esta vía alguna vez.

«Todos los datos nos aconsejan que pongamos en marcha medidas eficaces para advertir a la población de este consumo», ha declarado la ministra de Sanidad en funciones, María Luisa Carcedo. En este sentido, la directora general de Salud Pública, Pilar Aparicio, ha anunciado que quieren equiparar los cigarrillos electrónicos a los tradicionales en la legislación y que también estudiarán subir el precio del tabaco de liar.

«El tabaco ata y te mata»

Pero antes de cualquier cambio legislativo, el Ministerio de Sanidad quiere concienciar a los jóvenes sobre los riesgos de estas nuevas formas de fumar. La ministra presentó ayer «El tabaco ata y te mata», una nueva campaña informativa. «Muchas personas dudan a veces si estas nuevas formas de fumar son perjudiciales para la salud y nosotros queremos dejárselo meridianamente claro», ha destacado Carcedo.

Martí ha alertado sobre que el cigarrillo electrónico tiene la percepción de riesgo más baja entre todas las drogas y sustancias analizadas. «Solo el 34% de los estudiantes piensa que usar cigarrillos electrónicos puede causar bastante o muchos problemas de salud»», ha señalado. El porcentaje en el alcohol y el tabaco es superior al 90%.

Utilizando la jerga juvenil, la ministra ha afirmado que «fumar no te renta». «Los líquidos que contienen nicotina son potencialmente peligrosos ya que la nicotina es tóxica y aditiva. Pero incluso el uso de cigarrillos electrónicos que no contienenesta sustancia puede suponer potenciales efectos nocivos en salud», ha asegurado Pilar Aparicio.

Martí alertó sobre que el cigarrillo electrónico tiene la percepción de riesgo más baja entre todas las drogas y sustancias analizadas. «Solo el 34% de los estudiantes piensa que usar cigarrillos electrónicos puede causar bastante o muchos problemas de salud»», ha señalado. El porcentaje en el alcohol y el tabaco es superior al 90%.

Pese a que se trata de productos relativamente nuevos, «a corto plazo ya se ha demostrado cómo después de cinco minutos de utilización aumenta la resistencia de la vía aérea y disminuye la facción exhalada de óxido nítrico, similar a lo que se produce con la acción del humo del tabaco», destacó la directora general de Salud Pública. Y apuntó que en un futuro «es muy posible que los cigarrillos electrónicos puedan producir cambios permanentes en la función pulmonar como ha ocurrido en el caso del tabaco».

La ministra ha asegurado que la publicidad quiere trasladar la idea de que es algo «moderno, estiloso y sugerente»

El tabaquismo provoca 50.000 muertes prematuras cada año en España, que podrían evitarse, y 1.000 fallecimientos por consumo pasivo. Carcedo ha recordado que durante un tiempo la publicidad sobre el tabaco tradicional intentó hacernos ver que el fumar cigarrillos era algo moderno, incluso sexy y tardamos décadas en borrar esa percepción». Ahora, según la ministra, la publicidad se centra en estas nuevas fórmulas y quiere trasladar la idea de que es algo «moderno, estiloso y sugerente». No obstante, para Carcedo, «es una nueva forma de llegar a los jóvenes para adentrarlos en esta adicción que en ata a las personas para el futuro».

La ministra de Sanidad ha señalado que por lo general la juventud «es rebelde y no quiere dejarse manipular». Y desde su punto de vista no fumar es una forma de no quedar bajo el manejo de las industrias tabaqueras. «Los jóvenes son solidarios y el consumir estos productos es algo que afecta a las personas de su entono. Además, también disfrutan con el deporte y con actividades saludables y esta no lo es», advirtió Carcedo.