Educación recurrirá a la justicia si el PSOE no hace la prueba de 6º de Primaria como marca la Lomce

El ministros subraya a las comunidades que los informes deben realizarlos profesores externos al centro

MADRIDActualizado:

Larga reunión la mantenida ayer en el Ministerio de Educación en la conferencia sectorial en la que el ministro debía plantear a los consejeros de educación autonómicos los proyectos de Reales Decretos de las reválidas de la ESO y de Bachillerato, que doce comunidades autónomas (todas las no gobernadas por el PSOE) rechazan de plano. Además, como no podía ser de otra manera, se habló de la evaluación final de sexto de Primaria que ya han realizado casi todas las comunidades del PP pero no el resto. En una rueda de prensa celebrada antes de la reunión con el ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, las ocho comunidades gobernadas por el PSOE anunciaron que cumplirán con la prueba final de Primaria que marca la Lomce a finales de este curso «realizando una evaluación diagnóstica individualizada fruto de la evaluación continua, que después validará una comisión externa de inspectores».

Sin embargo, aseguraron que cada colegio podrá decidir si quiere realizar un examen final, como ya han hecho otras comunidades, o si los propios profesores del centro elaboran un informe individualizado para ser validado por la citada comisión. Así lo explicó la consejera de Educación de Aragón, Mayte Pérez.

En cualquier caso, las comunidades del PSOE enviarán modelos de examen externo por si algún centro quisiese realizarlos. Con esta fórmula, las comunidades del PSOE dicen estar convencidas de cumplir con la legalidad. Es más, varios consejeros socialistas aseguraron que «en Galicia y Castilla y León las han hecho profesores de los propios centros».

«Los informes no los elaboran los profesores»

En este sentido, el consejero de Educación de Castilla y León, comunidad gobernada por el PP, admitió que por las peculiaridades de su territorio, «más extenso que todo Portugal», habían permitido que fuesen profesores del propio centro, «pero no los mismos que les daban clase», los que examinasen y corrigiesen a los alumnos. «Pero con la supervisión de la Comisión Provincial de Evaluación, algo que ya hablamos con la Alta Inspección», aclaró. El consejero gallego, por su parte, también explicó que en su caso los profesores del centro solo habían ayudado a la realización de la prueba pero que los exámenes serán corregidos por funcionarios externas.

Preguntado por si esta fórmula alternativa cumpliría con la legalidad, Méndez de Vigo respondió que la ley dice que «los informes los elabora la administración educativa no los profesores del centro» y por ello aseguró que les ha pedido que se ciñan a lo que dice la ley, no que escojan lo que les interesa. Pero Méndez de Vigo insistió en que «no me gusta juzgar por intenciones, les he rogado que se acomoden a la ley y lo importante es que han dicho que las van a hacer y que se acomodarán a la ley».

Sin embargo, la consejera de Educación, Cristina Uriarte, insistió que este año no van a hacer la de sexto de Primaria porque no han tenido tiempo para prepararla correctamente. A lo que el ministro respondió que si unas han podido hacerlo, todas pueden hacerlo si hay voluntad. En caso de no cumplir la ley, Méndez de Vigo dijo que se verían obligados a acudir a un contencioso-administrativo. Pero que no le gusta hablar de futuribles sino « juzgar sobre realidades».