Foto cedida por la compañía
Foto cedida por la compañía - Celextina

El concepto del divorcio se renueva

Celextina es una empresa pionera en España que aglutina servicios premium con profesionales de diferentes ámbitos

MadridActualizado:

Las parejas que se van a casar tienen a su disposición numerosas empresas de eventos que les organizan la celebración, pero a la hora de mediar un divorcio, las dificultades que se atraviesan en el proceso de separarse y empezar una nueva vida pueden ser muy estresantes.

Hace unos años, Carlos Pérez atravesó la fatigosa experiencia de atravesar un divorcio y se percató de que para las personas como él cuyo tiempo personal está limitado por su profesión el hecho de atravesar un divorcio les afecta directamente al ámbito laboral. Así que decidió abandonar su puesto de Director General de una empresa de cosméticos y fundar una startup dedicada a gestionar todas las particularidades que se requieren a la hora de efectuar dicha separación.

Celextina nació a finales de 2015 con la idea de abordar servicios relacionados que se pueden requerir durante el divorcio en un mismo sitio, aunque llevan en funcionamiento desde hace seis meses. Esta startup ofrece abogados de divorcios, fiscal, patrimonial como también asesoría inmobiliaria que asesoran sobre la posible venta o alquiler de la antigua vivienda familiar.

Asimismo, tiene un servicio de couch infantil y canguros sensibilizados con los cambios que van a sufrir los niños. Celextina ofrece además otras particularidades, porque su fundador Carlos Pérez plantea que «el divorcio es una crisis que se puede ver como un factor de oportunidad».

El público que acude a esta empresa tiene una vida profesional o personal intensa, por lo que deciden contratar un servicio integral premium de profesionales. La iniciativa de Celextina es, por el momento, la única que existe en España, como apunta su fundador.

Las personas que viven esta transición no la tramitan lo mejor posible porque no están en sus plenas capacidades, «vienen empresas para solicitar servicios de Celextina porque ven que un empleado que está en un proceso de divorcio no trabaja de la misma manera, es una situación estresante, que no domina, en Celextina le damos la capacidad de que sea proactivo», añade Pérez.

El divorcio es uno de los mayores motivos de estrés, en el que la persona que vive este proceso acarrea un sentimiento de culpa o fracaso, como apuntan los expertos. La dureza de esta transición puede llegar a aumentar el riesgo de infarto, sobretodo en las mujeres, como apunta la Fundación Española del Corazón. En 2015 se efectuaron 96.562 divorcios, como apunta el Consejo General del Poder Judicial.