La ola de calor navideña de Australia sube los termómetros hasta alcanzar casi los 50 grados

La ola de calor posterior a la Navidad que se produjo en Australia continúa extendiéndose por todo el país, con un pronóstico de 49ºC en Australia Occidental, y advertencias de peligro de incendio en todo el país

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La ola de calor posterior a la Navidad que se produjo en Australia continúa extendiéndose por todo el país, con un pronóstico de 49ºC en Australia Occidental, y advertencias de peligro de incendio en todo el país.

El jueves por la mañana, la oficina de meteorología informó que lostermómetros alcanzarían un máximo abrasador de 49ºC para Marble Bar y Pannawonica en la región de Pilbara, solo 2 grados por debajo de la temperatura más alta registrada en el país, de 50.7ºC en el aeropuerto de Oodnadatta en 1960.

El calor extremo se extiende a lo largo de Australia Occidental, Meridional, Victoria, Nueva Gales del Sur y partes del centro de Queensland.

El jueves, se alcanzará, por ejemplo, en Australia Meridional un aumento generalizado de las temperaturas de 40 grados.

En Sídney, se espera que el centro de la ciudad se llegue a los 29 grados, y 39 en Penrith, en las proximidades de la capital. Más al interior, en Dubbo se esperan 42 y 44 en la región de Riverina. En el fin de semana, se pronostica que las temperaturas de Sydney alcanzarán los 32C el sábado y los 34C el domingo.

El lunes, la «Woodend Country Fire Association» en Victoria publicó un video de residentes que combaten las temperaturas lanzándose bombas de agua mientras un camión de bomberos les lanza chorros con las mangueras.

Por otra parte, el Ministerio de Salud de Nueva Gales del Suremitió una advertencia de calidad del aire para Sídney tras aumentar los niveles de ozono con el calor extremo.

Jeremy McAnulty, al frente del ministerio, advirtió de que la exposición al ozono irrita los pulmones, por lo que recomendó precaución a las personas con asma. También se han emitido advertencias de peligro de incendio severo a extremo para Australia Occidental, Meridional y Victoria.

Y, de acuerdo con las últimas previsiones de la oficina, no hay un final para la ola de calor a la vista.