Sandra Rojas Gordillo, madre de la pequeña Vania, en una entrevista
Sandra Rojas Gordillo, madre de la pequeña Vania, en una entrevista

Analizan si una niña de un año se contagió de «ameba come cerebros» tras bañarse en una piscina pública

Ocurrió en Perú, donde la pequeña está siendo tratada en el hospital mientras los médicos tratan de confirmar su dolencia

Actualizado:

Una niña de Perú de un año y once meses se ha podido contagiar de la «ameba come cerebros» tras haberse bañado en una piscina pública. Así lo cuentan varios medios del continente americano, que han informado de que la pequeña, que se llama Vania, acudió el pasado 8 de febrero a una piscina de Ucubamba, en la región de Amazones, en compañía de su madre, donde supuestamente se contagió.

A las horas de bañarse en la piscina, la niña empezó a encontrarse mal. Los fuertes dolores de cabeza eran uno de los síntomas que más malestar le provocaban. Así, su progenitora, Sandra Rojas Gordillo, decidió llevarla al hospital. Tras hacerle varias pruebas los médicos le diagosticaron una encefalopatía causada por alguna bacteria, de manera que comenzaron a darle un tratamiento. Este, sin embargo, no le hizo ningún efecto, pues seguían los dolores de cabeza.

«Mi hija empezó a decaer, le dolía la cabeza, no quería comer, se desesperaba. En un momento estaba bien y en otro saltaba y gritaba», contó la madre de la pequeña a América TV. Como no había mejora, la madre llevó a la niña a otro centro de Lima, donde permanece ingresada. La mujer asegura que varios especialistas le han dicho que la pequeña se contagió de «ameba come cerebros» en la piscina, aunque el diagnóstico todavía no es oficial.

«No quiero perderla porque es mi única hija. Quiero que el 21 (día de su cumpleaños) abra sus ojos para darle un regalo, decirle cuanto la quiero», dijo la madre al citado medio.