Miguel Ángel Escotet posa para ABC
Miguel Ángel Escotet posa para ABC - ÁNGEL DE ANTONIO

«Un alumno que copia es un corrupto»

Miguel Ángel Escotet, director de RSC de Abanca y exdecano de la Universidad de Texas alerta de una cultura del engaño

MADRIDActualizado:

Si hay alguien que tiene algo que decir sobre el panorama educativo, y no solo en lo relativo a la educación superior, es Miguel Ángel Escotet. Aparte de doctor en Psicología y Educación por la Universidad de Nebraska en Lincoln, ha sido decano de la Universidad de Texas, director emérito de la cátedra Unesco sobre Historia y Futuro de la Universidad en Buenos Aires y París y fundador y vicerrector de la Universidad Nacional Abierta de Venezuela, país del que fue viceministro. Pero Escotet es, sobre todo, un profesor implacable. «Si detecto a un alumno copiando, lo suspendo».

Ha estudiado en todos los campos, ¿son mejores las Ciencias o las Humanidades?

-Es una falsa dicotomía. Estamos generando especialistas que no saben suficiente de lo que no es su especialidad. Artificialmente, hemos roto la imagen del renacentista que sabía de todo. Para ponerle remedio hay que ampliar los años de estudio. Es más, estoy en contra de la habilitación. Los títulos no deberían ser habilitantes. Uno tendría que estar habilitándose cada cierto tiempo para ver si está al día. Estamos llenos de impostores. Un estudiante que se somete a una evaluación y es deshonesto copiando no está interesado en saber cuánto sabe. Es la cultura del engaño.

¿Hay una cultura del engaño en las universidades españolas?

-Más que en otras partes sí, aunque no en todas las universidades. Hay algunas que son serias y rigurosas. Por otra parte, hay ligereza en la evaluación, no se hace a través de un semestre, sino al final y muchas veces de unos apuntes, lo cual es monstruoso. Y cuando esos apuntes han sido repetidos a través de los años, es mucho peor. El que hace esa práctica es una persona corrupta, como es corrupto el estudiante que aprueba a base de acciones deshonestas como copiarse.

¿Toleraría que un alumno copiara en un porcentaje pequeño?

-No. Si yo detectaba que un estudiante copiaba un párrafo de cuatro líneas en un trabajo de las páginas que fueran estaba supendido. Y no daba tres avisos, el segundo era la expulsión. A mí también me han copiado. El candidato a presidente de Perú fue mi estudiante en un máster que daba la Universidad de Los Andes, en Bogotá. Les di un libro que publiqué sobre la evaluación de las universidades. ¡Se copió todo el libro! Tuvo que renunciar, no solo por lo mío, plagió otros.

¿Es mejor la educación presencial o a distancia?

-La educación presencial conlleva un proceso de socialización académica que permite que se comparta el conocimiento con amigos, compañeros, profesores... Esto a distancia, hasta hace poco, era difícil. Pero tampoco hay que olvidar que hay muchos profesores que tienen más distancia con el estudiante de forma presencial que la que yo puedo tener con una persona en Japón. El futuro serán universidades de elite pequeñas y presenciales mientras que las masificadas serán a distancia.