Imagen de archivo
Imagen de archivo - ABC
Día Mundial Sin Tabaco

La OMS alerta sobre los cigarrillos electrónicos y dice que la mejor manera de protegerse es dejar de fumar

El organismo recuerda que no solo los fumadores son víctimas del tabaco

Corresponsal en Ginebra Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El tabaco se cobra ocho millones de vidas anuales y sigue haciendo estragos. Con motivo del Día Mundial sin Tabaco, celebrado tradicionalemente cada 31 de mayo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) lanza una llamamiento para que se aumenten las medidas que luchen contra lo que califica de «verdadera amenaza para la salud pública».

La OMS aprovecha esta ocasión para advertir sobre las graves consecuencias del tabaco en las enfermedades respiratorias, el 40% de las víctimas de este tipo de enfermedades mueren a causa de esta sustancia y pide a los gobiernos que aumenten las medidas en su contra ya que todavía hay 51 países que permiten la publicidad y 52 donde las cajetillas no tienen advertencias.

Por su parte la industria demuestra gran habilidad para adaptarse a las normativas nacionales y sigue introduciendo otras alternativas calificadas de «menos dañinas». Llega incluso a afirmar que también quiere conseguir «un mundo libre de humo» a través de un nuevo producto llamado «calentado» que sustituiría al de tipo combustión y tendría consecuencias menos dañinas.

Sin embargo, la OMS, insiste en que la única manera de protegerse frente a las 7.000 sustancias químicas nocivas que tiene el tabaco es dejar de fumar y pide que se acentúen las medidas en su contra ya que sólo el 15% de la población mundial dispone de servicios de salud que ayudan a dejar de fumar y 61 países todavía permiten hacerlo en lugares públicos.

Otro dato a destacar es que uno de cada cinco fumadores en el mundo no sabe que fumar puede causar cáncer de pulmón. Además del desconocimiento de los riesgos de cáncer de pulmón, «en los países en desarrollo el 50 por ciento de la gente no asocia fumar a los infartos», advirtió la doctora Kerstin Schotte, experta de la misma división. «Casi el 20 por ciento (de la población adulta) del mundo fuma, y aquellos que dejan de hacerlo pueden ver en sólo dos semanas los efectos beneficiosos de abandonar este hábito para sus pulmones, que recuperan su funcionamiento normal», añadió.

El organismo recuerda que no sólo los fumadores son víctimas del tabaco. Las cifras por el tabaquismo pasivo, provocado por el humo de los fumadores, siguen siendo elevadas, unos 3’3 millones anuales. Entre los muertos se encuentra un elevado porcentaje de menores de cinco años que pierden la vida por infecciones respiratorias provocadas por el humo de sus padres o familiares adultos.

Bajo el lema «No dejes que el tabaco te quite la respiración», la OMS pretende sensibilizar a la población contra las consecuencias negativas del tabaco en la salud. «Proteger tus pulmones diciendo no al tabaco es esencial para tener una vida sana», declaró ayer el director general de la OMS, el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Para la OMS, dejar de fumar es la mejor solución para no tener cáncer de pulmón, pues el 66% de los fallecimientos por esta enfermedad son a causa del tabaco, de evitar las enfermedades respiratorias crónicas o el asma. Las consecuencias del tabaco en la salud son muy dañinas llegando incluso a afectar la vida intrauterina de los niños de madres fumadoras, afirmó el organismo.

De acuerdo con cifras difundidas por la OMS, con motivo de este Día Mundial, en 2017 las enfermedades crónicas relacionadas con el tabaco mataron a 1’5 millones de personas, otros 1’2 millones murieron por cáncer de traquea, bronquios o pulmones y más de 600.000 por infecciones respiratorias o tuberculosis.

La OMS subraya que el tabaco es una de las mayores amenazas para la salud pública y que sus víctimas se encuentran principalmente en los países en desarrollo. El 80% de los fumadores que hay en el mundo viven en países de bajos ingresos donde su consumo tiene graves consecuecias no sólo sanitarias sino también económicas.

A pesar de que los datos publicados por la OMS son alarmantes la estrategia lanzada por este organismo hace ya más de diez años, en 2008, para acabar con el tabaquismo está dondo resultados. Denominada Mpower, según sus siglas en inglés, ha conseguido disminuir el consumo, proteger a la población del humo y advertir sobre sus peligros.