La ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, esta mañana
La ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, esta mañana - EFE

Sanidad quiere financiar este año los tratamientos para dejar de fumar

La ministra de Sanidad asegura que es una de las «muchas medidas» en las que está trabajando el Gobierno para combatir el tabaquismo

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El Ministerio de Sanidad quiere financiar entre este año y el siguiente los tratamientos para dejar de fumar y considerará a los coches «espacios sin humo», según se desprende del documento 'Líneas de actuación 2019-20 en el ámbito de la prevención del tabaquismo', al que ha tenido acceso Europa Press.

La ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, ha precisado este miércoles, a la entrada al Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), que considerar a los vehículos privados como espacios «libres de humo» es una medida en la que se está trabajando, junto a la Comisión Europea, para combatir el tabaquismo.

«Es un asunto que podremos hablar con más calma, pero seguimos trabajando en combatir el tabaquismo y, sobretodo, en el inicio del hábito tabáquico. Lo de los vehículos está, entre otras muchas medidas, por lo que seguiremos hablando en el futuro cuando haya líneas claras en el conjunto de la Unión Europea», ha apostillado la ministra.

Se trata de una reivindicación que han realizado reiteradamente diferentes colectivos como, por ejemplo, el Grupo Español de Cáncer de Pulmón, la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) o grupos antitabaco. Y es que, el tabaquismo es la principal causa de morbimortalidad tanto en España como a nivel mundial.

De hecho, y según se refleja en el documento, se estima una media nacional de 51.870 muertes anuales como consecuencia del consumo de tabaco. Además, y según los últimos datos de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), las muertes por cáncer de pulmón en mujeres se han duplicado en los últimos años, las cuales se relacionan con su incorporación al hábito tabáquico.

Por ello, y como consecuencia de que la prevalencia del consumo de tabaco en España sigue siendo elevada (el 24,4% por ciento de la población fuma), el departamento que dirige Maria Luisa Carcedo, junto a las comunidades, está elaborando este documento siguiendo las directrices de la estrategia 'MPOWER' de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Además, y según se refleja en el informe, las medidas contempladas están en línea con la evidencia científica y las peticiones de la comunidad médico-científica, de las entidades sociales, así como un informe de la SEE sobre 'Evaluación de las políticas de control del tabaquismo en España. Revisión de la Evidencia' o la 'Declaración de Madrid-2018 por la salud y para el avance de la regulación del tabaco en España'.

De esta forma, las acciones contempladas en el informe se materializan en cuatro bloques: uno de carácter regulatorio, otro de medidas de prevención del tabaquismo, otro del plan de atención sanitaria para la cesación con perspectiva de equidad, y un último sobre las alianzas para fomentar la colaboración con otros departamentos ministeriales.

Así, respecto a las ayudas para dejar de fumar, se propone un plan de atención sanitaria al fumador en el que hay un abordaje sistemático desde el Sistema Nacional de Salud, la financiación «normalizada» de los tratamientos farmacológicos para la cesación tabáquica en el ámbito del Sistema Nacional de Salud, con la revisión del expediente por parte de la Dirección General de Cartera y Farmacia y su aprobación; la formación a profesionales de Atención Primaria a través de un curso de formación 'on line' sobre intervenciones en tabaquismo; y el abordaje del tabaquismo desde la Atención Primaria.

Regulación de espacios sin humo

Al mismo tiempo, para vigilar el consumo de tabaco y las políticas de prevención, se propone realizar una monitorización, teniendo en cuenta el nivel socioeconómico, el sexo y la edad; reforzar el cumplimiento de la Ley 28/2005 y avanzar en los 'espacios sin humo' a centros deportivos y de ocio, vehículos particulares y apoyar iniciativas de buenas prácticas como 'playas sin humo'.

También, el Ministerio quiere promover el empaquetado genérico; equiparar la regulación de prohibición del consumo y de la publicidad, promoción y patrocinio de los productos relacionados con el tabaco a la de productos del tabaco; y regular la comercialización y venta de DSLN y envases de recarga.

Otras iniciativas pasan por realizar campañas de sensibilización frente al tabaquismo dirigidas a la población joven; y promover la integración y coordinación de los programas educativos de prevención del tabaquismo en educación primaria y secundaria.