Negocio de patinetes eléctricos
Negocio de patinetes eléctricos - VALERIO URBANO

Advierten de que el número de muertos por patinetes eléctricos se triplicarán este año (hasta 17) en España

Los españoles perciben estos vehículos como un «peligro». Algunos demandan que los usuarios lleven hasta matrícula para el vehículo

MadridActualizado:

Siete de cada diez españolas creen que los patinetes suponen un peligro para la seguridad vial, según un estudio de la Fundación Línea Directa, que augura un incremento de la accidentalidad con estos vehículos, hasta el punto de que este año se triplicará el número de fallecidos si no se toman medidas.

El director de la Fundación, Francisco Valencia, ha presentado este lunes el primer estudio elaborado sobre Vehículos de Movilidad Personal (VMP), vistos por 2.600 entrevistados, y que cifra en 5 las muertes el año pasado en siniestros en los que se vieron implicados Vehículos de Movilidad Personal (VMP), mientras que en 2019 se podrían alcanzar los 17 fallecidos.

La encuesta que el 70% de los españoles reclama una ley «clara y común» en todo el país sobre los VMP, sobre los que el 96,5 % de los encuestados dice no saber «nada o casi nada».

Los españoles perciben estos vehículos como un peligro para la seguridad vial y, de hecho, el pasado año se registraron 273 accidentes, según los datos de la Fiscalía de Seguridad Vial.

El 90% de los siniestros entre un patinete y otro usuario de la vía fue causado por el primero. Las víctimas fueron mayoritariamente jóvenes, con una media de edad de 29 años; un tercio de los siniestros se produjo en la calzada y un 28% en la acera, en tanto que un 57% fue por atropello de otro vehículo.

«Si no se hace nada, la siniestralidad puede ser mucho peor», ha indicado Valencia, quien ha confiado en equivocarse y que este año no concluya con los peores augurios.

No obstante, el aumento de la exposición, es decir, más usuarios y más patinetes circulando, incrementará el riesgo de accidentes en las ciudades, donde las empresas de alquiler de estos vehículos quieren instalarse (solo en Madrid hay 20 esperando para operar).

Valencia ha recordado el real decreto que ha elaborado la Dirección General de Tráfico (DGT), que prevé limitar a 25 km/h la velocidad máxima de los VMP y relega a los ayuntamientos regular algunas de las principales demandas de los ciudadanos.

Entre ellas, según refleja la encuesta, la de que estos vehículos circulen fuera de la acera (el 96% lo pide), que sus usuarios lleven casco (el 79% es partidario), que posean algún tipo de carné (el 84%) y que tengan seguro (88%).

De todos modos, si en las almendras centrales de las grandes ciudades se restringe el tráfico, el 67% de los encuestados reconoce que el uso de patinetes favorecería la movilidad y asegura que los utilizaría.

Pero para el 90% de los españoles, las ciudades aún no están preparadas para este nuevo usuario de sus vías.

El espacio por donde deben circular

El informe destaca también que entre las grandes ciudades, los valencianos son los que más accidentes con víctimas han sufrido o afirman haber presenciado, mientras que los madrileños son los que menos. Los sevillanos son los más permisivos.

Valencia ha apostado por una normativa «clara y coherente» que supere la actual «confusión»; por la puesta en marcha de campañas de formación, especialmente dirigidas a los jóvenes; y por una reflexión sobre las zonas por donde deben circular estos vehículos (carril-bici, ciclo-calles...). Y todo ello, ha concluido, debe abordarse con la mayor rapidez.