El mal estado de un baño desata la alarma de Ébola en un vuelo de Air France en París
Miembros de Médicos Sin Fronteras ayundan en Guinea con el virus del ébola - afp

El mal estado de un baño desata la alarma de Ébola en un vuelo de Air France en París

Todos los pasajeros estuvieron en cuarentena durante dos horas y se sometieron a un examen médico hasta que se descartó la alarma

Actualizado:

Durante dos horas, todos los pasajeros de un vuelo de Air France procedente de Guinea Conakry fueron retenidos y examinados médicamente después de que el mal estado de uno de los baños hiciera sospechar a la tripulación de que uno de los pasajeros estaba infectado con el virus del Ébola. No obstante, la alarma ha resultado ser falsa.

Los hechos se han desarrollado este viernes en el aeropuerto parisino Charles de Gaulle, a donde había llegado el avión procedente de Guinea Conakry, país donde el virus ya se ha cobrado la vida de decenas de personas y desde donde se ha extendido a otros países.

La tripulación del vuelo de Air France alertó a los servicios sanitarios del aeropuerto tras comprobar el mal estado en el que un pasajero había dejado el excusado del aparato. Todos los pasajeros fueron entonces sometidos a un examen médico, en el que finalmente se ha descartado que ninguno de ellos estuviera infectado por el virus.

En el avión, que unía Conakry con París mediante una escala en Nuakchot (Mauritania), viajaban 11 miembros de la tripulación y 187 pasajeros, y todos ellos fueron sometidos a un control de temperatura. El aparato aterrizó en la capital gala a las 05.28 hora local (03.28 GMT), y estuvo dos horas en cuarentena, precisó a EFE una fuente de la compañía aérea.

El virus del ébola, que surgió por primera vez en 1976 en Zaire (actual República Democrática del Congo) y Sudán, se transmite por contacto directo con la sangre y los fluidos y tejidos corporales de las personas o animales infectados.