Mali detecta tres casos sospechosos de ébola
Personal de Médicos Sin Fronterias transporta el cuerpo sin vida de una víctima del ébola en Guinea Conakry - afp

Mali detecta tres casos sospechosos de ébola

En París, un avión procedente de Guinea Conakry ha estado dos horas inmovilizado por la sospecha, finalmente falsa, de que uno de sus pasajeros estaba infectado

Actualizado:

El brote de ébola que comenzó en Guinea Conakry sigue avanzando por el oeste de África. El virus se ha extendido a la vecina Liberia y en Sierra Leona se han registrado dos casos sospechosos, con resultado de muerte. En Mali, el Gobierno informó anoche de que se han detectado tres posibles casos. Según una nota oficial difundida por las autoridades y recogida por los medios nacionales, han sido enviadas a Estados Unidos muestras de los tres pacientes, que se encuentran en cuarentena.

El Ejecutivo, que no da detalles sobre los lugares en los que se produjeron los casos, añade que la salud de los afectados ha mejorado y que se encuentran «en una unidad de aislamiento donde reciben el tratamiento adecuado».

El brote de ébola surgió el pasado 22 de marzo en Guinea Conakry, donde el virus ha causado ya la muerte de 84 personas, según Médicos Sin Fronteras (MSF).

La nota gubernamental intenta tranquilizar a la población asegurando que «el hecho de que haya un caso sospechoso no significa necesariamente enfermedad» del ébola. «Hasta la fecha ningún caso de fiebre hemorrágica por el virus del ébola ha sido registrado en Mali», agrega el comunicado.

El Gobierno maliense también informa de que se han reforzado sobre el terreno los dispositivos de vigilancia epidemiológica, y se ha instalado un centro de aislamiento a las afueras de Bamako, mientras que otros están en fase de construcción en distintas partes del país.

Según la nota, el Ministerio de Sanidad y Salud Pública está movilizándose junto a las autoridades guineanas y de Costa de Marfil para tomar medidas concretas «con el objetivo de circunscribir la epidemia».

El comunicado también llama a los malienses a evitar los «desplazamientos no necesarios» a las zonas donde se han detectado casos de ébola y pide al personal sanitario que «respete y haga respetar de manera escrupulosa las medidas de higiene y de protección individual indispensables para la prevención de la enfermedad».

Avión inmovilizado en París

La alerta es tal que este viernes un vuelo de Air France procedente de Guinea Conakry fue inmovilizado durante dos horas en el aeropuerto parisino de Charles de Gaulle por la sospecha, finalmente falsa, de que uno de sus pasajeros podía estar contagiado por el virus de ébola, confirmaron fuentes de la aerolínea.

Los miembros de la tripulación pensaron que uno de los viajeros podría estar infectado tras constatar el estado de uno de los baños del aparato, y alertaron a los servicios sanitarios del aeropuerto, que tras someter a todos los pasajeros a un examen médico comprobaron que la sospecha estaba infundada.

El virus del ébola, que surgió por primera vez en 1976 en Zaire (actual República Democrática del Congo) y Sudán, se transmite por contacto directo con la sangre y los fluidos y tejidos corporales de las personas o animales infectados. El ébola, que ha causado numerosas muertes en África en los últimos años y es una amenaza para la salud global, es considerado asimismo como un posible agente de guerra biológica.