Silencio ante la violencia escolar
La paliza de una menor a otra de Sabadell fue grabada y subida a internet
Análisis

Silencio ante la violencia escolar

La autora del informe «Cisneros X» sobre acoso y violencia escolar en España cree que la paliza de la menor de Sabadell es «una ventana abierta a la realidad violenta de nuestras aulas»

Actualizado:

Las brutales peleas, grabadas y subidas a la red en las últimas semanas en institutos y colegios catalanes, son una ventana abierta a la realidad violenta de nuestras aulas. Ya en 2006 el defensor del pueblo catalán habló de un código no escrito de silencio y del rondo o bullida, considerado «un juego» en el que varios rodean a un compañero para darle patadas y golpes en el suelo a la salida del colegio ó en el patio.

Tras la brutal agresión a la niña de 14 años -conocida ayer por su rápida difusión en internet- la consejera de educación de la Generalidat, se ha apresurado a afirmar que «no es violencia escolar», como tampoco lo fue «supuestamente» la muerte del joven asesinado en Cuenca «por envidia por su buen rendimiento académico en el módulo de mecánica», ni la de la joven ecuatoriana que, con 16 años, se suicidó en Ciudad Real, o la de Cristina en Elda…

El silencio decretado lleva años «instalado» en nuestro sistema educativo al servicio de una mal entendida institución que invierte sus recursos en protegerse a sí misma y ocultar la alta rentabilidad de una violencia que debiera cortarse de raíz y cuyas víctimas son menores de 16 años.

Queda por analizar una interesante aportación del informe PISA: los padres desean una escuela segura como un «muy importante» criterio de elección de centro, por encima del nivel académico, de la distancia de la escuela a casa, de un clima activo y agradable, de la buena reputación del centro, de la disponibilidad de ayuda financiera e incluso de los gastos en libros.

Con la educación nos jugamos el futuro y la libertad. Incorporar pruebas externas estandarizadas significa dar un gran paso adelante, pero una política de educación sólida necesita identificar las causas últimas del abandono temprano, el absentismo y el fracaso escolar e incorporar una ley integral de prevención de la violencia que garantice una escuela libre de violencia física, social y psicológica.