«Cada vez que te emborrachas te vuelves un poco más tonto»

La nueva campaña de la FAD intenta promover la reflexión sobre el efecto negativo de las borracheras en las capacidades personales

Actualizado:

La Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD) lanza una nueva campaña de sensibilización para prevenir el consumo abusivo de alcohol con el slogan «Cada vez que te emborrachas te vuelves un poco más tonto». En esta ocasión la campaña utiliza el humor como vehículo creativo para hacer llegar el mensaje a adolescentes y jóvenes.

Se trata de la séptima campaña consecutiva que la FAD lanza sobre el consumo de alcohol siguiendo su estrategia -puesta en marcha en 2011 coincidiendo con el 25 Aniversario de la FAD- de ocuparse prioritariamente de la prevención de los problemas que afectan a jóvenes y adolescentes por el consumo de sustancias psicoactivas y que dificulten su desarrollo integral.

«El alcohol es la sustancia sobre la que intervenir de forma prioritaria porque sigue siendo la sustancia –independientemente de que tenga un status legal- que mayores prevalencias de consumo y que más problemas causa con diferencia», señala el director general de la FAD, Ignacio Calderón, a quien le preocupa la «cultura del exceso alcohólico que a veces se entiende como inherente al estilo de vida y ocio de los jóvenes». «Nos preocupa que muchos jóvenes salen con ganas comerse el mundo y terminan bebiéndoselo», asegura.

Con el slogan «Cada vez que te emborrachas te vuelves un poco más tonto», en esta ocasión la FAD ha optado por una campaña basada en el humor dirigida específicamente a adolescentes y jóvenes que pretende hacer reflexionar sobre los efectos que el consumo abusivo de alcohol puede tener en las capacidades personales. Sobre todo si la ingesta de alcohol se produce cuando el cerebro aún está en desarrollo.

La campaña permanecerá activa al menos 4 meses y será difundida de forma gratuita por la gran mayoría de los medios de comunicación españoles de ámbito nacional, autonómico y local.

El consumo intensivo de alcohol ha aumentado entre los jóvenes españoles en los últimos años. El 35,6% de los estudiantes de 14 a 18 años reconocen haberse emborrachado alguna vez en el último mes, según datos de la Encuesta Estatal sobre Uso de Drogas en Estudiantes de Enseñanzas Secundarias (ESTUDES, 2010). En 2006, este porcentaje era del 25,6%. Existe una mayor proporción de consumidores entre las chicas en comparación con los chicos y también hay un mayor porcentaje de chicas que de chicos que se emborrachan. No obstante, los chicos consumen alcohol con mayor frecuencia.