Sanidad aprueba el primer calendario de vacunas infantil para todo el territorio
La ministra de Sanidad, Ana Mato (de rojo y en el centro), rodeada de los consejeros antes del Interterritorial - EFE

Sanidad aprueba el primer calendario de vacunas infantil para todo el territorio

Mato propone a las comunidades establecer dos nuevos tramos de copago farmaceútico para las rentas de entre 18.000 y 100.000 euros que pagan el 50% de los medicamentos

Actualizado:

«Un hecho histórico». La ministra de Sanidad, Ana Mato, sacó pecho tras la reunión del Consejo Interterritorial de Salud para anunciar el primer calendario de vacunas infantil común para todas las comunidades autónomas. El calendario único era una antigua reclamación de padres y pediatras que la ministra se había propuesto como objetivo desde su llegada al Ministerio y, por fin, se ha logrado. La ministra también anunció la intención del Gobierno de establecer nuevos tramos de copago para los trabajadores que ganan entre 18.000 y 100.00 euros y pagan un 50% del precio de las medicinas. Así como un nuevo dardo a la industria farmacéutica: la nueva regulación de los precios de referencia generará un ahorro de 400 millones de euros, y rebajará el precio de más de 11.000 medicamentos de venta en farmacia

El nuevo calendario fija en ocho vacunas las inmunizaciones que recibirán todos los niños de forma gratuita y en la misma etapa de su vida, con independencia de la comunidad donde residan. Estas ocho inmunizaciones protegen frente a doce enfermedades: hepatitis B, difteria-tétanos-tosferina, «haemofilus influenzae», polio, triple vírica (sarampión, paperas y rubeola), virus del papiloma humano, meningitis C y varicela. La vacuna del neumococo que solo ponían de forma gratuita Galicia y el País Vasco, ha quedado fuera del acuerdo alcanzado entre Sanidad y las comunidades autónomas, una decisión criticada por los pediatras.

Una vieja reclamación

Todas las comunidades autónomas, salvo el País Vasco, cuyo consejero no asistió a la reunión del Ministerio de Sanidad con las autonomías, han apoyado la iniciativa. Su ausencia no pasó desapercibida porque ha sido la única comunidad que había mostrado su desacuerdo con el calendario. No obstante, Mato está convencida de que el País Vasco terminará por aceptar el calendario refrendado por el resto de gobiernos regionales.

Ana Mato también llevó a las comunidades otra reclamación que se arrastra desde la entrada el vigor del copago que acabó con las medicinas gratis para los jubilados. Entonces se establecieron tres tramos para los beneficiarios activos y pensionistas, según su renta. El más injusto era también el más numeroso, los que pagan el 50% de los medicamentos y ganan entre 18.000 y 100.000 euros. Un tramo muy extenso que habían denunciado por injusto colectivos de pacientes y partidos políticos.

De 18.000 a 36.000 y de 72.000 a 100.000

Sanidad tiene luz verde de Hacienda para cambiarlo y ha ofrecido a las comunidades introducir dos nuevos tramos de renta que quedarían establecidos en torno a los 36.000 y los 72.000 euros, sin especificar la cantidad que tendrían que pagar los usuarios. Pero la intención es que aporten más los que más tienen. Por ahora es sólo una propuesta. Son las comunidades las que «en un plazo razonable» deben decidir si se cambia o se deja como está, explicó la ministra.

Los cambios tratarán de modular compensaciones de forma que permitan mantener el ritmo del ahorro en la factura farmacéutica, cifrado en unos 1.850 millones de euros desde que entró en vigor, en julio pasado. En los últimos ocho meses, desde que se pusieron en marcha estas medidas, el ahorro en farmacia asciende a 1.384,40 millones de euros

Más control del gasto farmacéutico

La reunión con las comunidades dejó otro dardo para la industria farmacéutica. La ministra Mato anunció una nueva orden por la que se fijan los precios de referencia para controlar el gasto de los medicamentos. Hasta este año, entraban en el sistema y, por tanto, bajaban de precio, los medicamentos que llevaran más de 10 años en el mercado y que ya contaran con un genérico.

Con la nueva propuesta no será necesario y entrarán en el sistema todos los fármacos con más de diez años en el mercado que pierdan su patente, aunque no cuenten con un genérico. El Gobierno estima que 11.000 presentaciones de medicamentos de venta en farmacia a través de receta bajarán su precio a partir del próximo mes de mayo. Con esta medida, se obtendrá un impacto en términos de ahorro de unos 400 millones de euros.