FOTOLIA

Cómo actuar ante una descarga eléctrica

En estos casos, recuerda que el agua es un riesgo adicional: no olvides que es un gran conductor eléctrico

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Este verano, el país entero se consternó al enterarse de cómo un joven de 18 años murió electrocutado al apoyarse en una farola en la localidad mallorquina de Bunyola. En septiembre, la historia se repetía con una niña de 14 años en Santiago.

Las electrocuciones son accidentes muy comunes también en el sector de la construcción. Por esta razón, conviene saber con exactitud qué hacer ante una lesión producida por la electricidad o un rayo.

«El paso de la corriente a través del cuerpo puede aturdir a la víctima y/o provocar una parada cardiorrespiratoria», advierte SAMUR-Protección Civil en su «Guía de Primeros Auxilios». También se producen quemaduras y espamos.

Hay que diferenciar entre lesiones producidas por accidentes de alto o bajo voltaje: la segunda tiene que ver con los accidentes domésticos mientras que los casos expuestos al principio, son accidentes producidos por corrientes eléctricas de alto voltaje.

SAMUR-Protección Civil recuerda que «el agua supone un riesgo adicional». No olvides que es un gran conductor eléctrico así que si justo has salido de la ducha y tu mujer ha sufrido una lesión de este tipo, asegúrate de estar bien seco.

Manejar un transformador eléctrico o instalar un cuadro de luces, son tareas en las que podemos electrocutarnos. Sin olvidar los rayos. Sin ir más lejos, el pasado mes de diciembre, cuatro bañistas murieron en Sao Paulo y otros cuatro resultaron heridos al ser alcanzados por un rayo durante una fuerte tormenta de pocos minutos. En estos casos, toca mantener la calma y pasar a la acción.

Ante una lesión por electrocución o alcance de un rayo, hay que llamar al 112 y asegurar el entorno antes de tocar a la víctima, tal y como explica SAMUR-Protección Civil.

A continuación, hay que apagar la corriente y situarse sobre un material seco y aislante (caja de madera, esterilla de goma...). Si no se puede desconectar, retira a la víctima de la corriente eléctrica ayudándote de un objeto no conductor (un palo de madera o de plástico, por ejemplo).

Valora el nivel de consciencia de la víctima y si está inconsciente, llama al 112 indicando la situación en la que se encuentra. Si no respira o su respiración es ineficaz, inicia maniobras de reanimación cardiopulmonar.

Si presenta quemaduras, actúa tal y como ya te explicamos en el apartado: ¿Qué hacer si me quemo con una plancha?, pues las quemaduras de primer grado pueden darse en accidentes de este tipo.

Nunca toques a la víctima con las manos descubiertas mientras siga en contacto con la fuente de electricidad, ni te acerques a menos de 6 metros si se está electrocutando con corriente eléctrica de alto voltaje hasta que el flujo de energía haya sido interrumpido.