Hospital de campaña durante la pandemia de gripe de 1918
Hospital de campaña durante la pandemia de gripe de 1918 - ASOCIATED PRESS

Alertan de que hay virus de la gripe en aves muy similares al de la gripe de 1918

Sólo unos pocos aminoácidos separan las proteínas virales que se encuentran en las poblaciones de aves hoy día de las proteínas presentes en el virus que causó la 'gripe española'

R. I.
Actualizado:

¿Es posible que se produzca una pandemia similar a la de la gripe del 1918, la mal llamada ‘ gripe española'? Según un equipo internacional de investigadores no es improbable. Los expertos, cuyo trabajo se publica en la revista « Cell Host & Microbe» acaban de comprobar que en estos momentos los virus de la gripe aviar circulantes en aves contienen todos los ingredientes genéticos necesarios para respaldar como para contemlar la posibilidad de que pueda surgir un virus similar de 1918.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la gripe aviar es una enfermedad infecciosa vírica que no suele provocar signos manifiestos en las aves. Sin embargo, como pasó en 2009 con la gripe A (subtipo H1N1), la combinación de ciertas mutaciones o cambios en el material genético de estos virus puede llegar a causar un brote patológico transferible a las personas.

Lo cierto es que la presencia de virus emergentes de gripe aviar continuamente amenazan con causar pandemias, lo que subraya la necesidad de mejorar la forma de predecir posibles brotes. En este artículo los investigadores de Universidad de Wisconsin-Madison (EE.UU.) que «sólo unos pocos aminoácidos separan las proteínas virales que se encuentran en las poblaciones de aves hoy día de las proteínas presentes en el virus de 1918», lo que sugiere que un virus mortal semejante al de 1918 pueda surgir en un futuro próximo.

Estar preparados

Tal y como explica el autor principal del estudio, Yoshihiro Kawaoka, «debido a que los virus de la gripe aviar presentes en la naturaleza requieren apenas unos pocos cambios para adaptarse a los humanos y causar una pandemia resulta esencial entender los mecanismos implicados en la adaptación e identificar las mutaciones clave para que podamos estar mejor preparados». Kawaoka cree que hallazgos de investigaciones como ésta ayudan a evaluar el riesgo de brotes y «podrían contribuir a la vigilancia epidemiológica rutinaria de los virus de la gripe».

La pandemia de gripe de 1918 causó la muerte a unos 50 millones de personas en todo el mundo. Todavía hoy en día, las aves silvestres albergan un gran número de genes del virus de la gripe que pueden codificar proteínas de gran similitud a las 1.918 proteínas virales. Pero, hasta ahora, la probabilidad de que un virus similar al virus de la infame gripe de 1918 pudiera surgir y causar una pandemia de esas proporciones en la población humana parecía poco probable.

Virus de laboratorio

Para evaluar este riesgo, Kawaoka y su equipo fabricaron un virus de la gripe compuesto por ocho segmentos de gen que codifican las proteínas que se asemejan a las proteínas virales del virus del 1918. Como resultado de este proceso, el virus similar al de 1918 causó síntomas de gripe en los hurones, el mejor modelo animal para el estudio de la infección por virus de la gripe. Y cuando este virus adquirió siete mutaciones de aminoácidos en unas pocas proteínas clave, se extendió de manera eficiente de un animal a otro, lo que sugiere que tiene el potencial de causar una pandemia.

Los investigadores también vieron que las 1.918 proteínas virales diferían en sólo unos pocos aminoácidos de las proteínas virales que actualmente están circulando en las poblaciones de aves de todo el mundo, y que estas sutiles diferencias podrían ser lo único que evita que los virus circulantes actuales tengan la capacidad de infectar de manera eficiente y de propagarse entre los humanos. Y, plantean que si este el virus cerrado similar adquiriera unas pocas mutaciones clave para superar este obstáculo, podría potencialmente causar una pandemia en los seres humanos en un futuro no muy lejano.

El peor escenario es la aparición de un nuevo virus de la gripe aviar con una alta patogenicidad en los seres humanos

«El peor escenario es la aparición de un nuevo virus de la gripe aviar con una alta patogenicidad en los seres humanos, similar a los virus H5N1, y con una capacidad de transmisibilidad eficaz a seres humanos, como los virus de la gripe estacional», apunta Kawaoka. «Nuestros resultados demuestran el valor de la continua vigilancia de los virus de la gripe aviar y refuerzan la necesidad de mejores vacunas antigripales y antivirales para prepararse para ese posible escenario».