Una persona se protege frente al MERS en Jeddah, Arabia Saudí
Una persona se protege frente al MERS en Jeddah, Arabia Saudí - AFP

Hallan un posible tratamiento para el síndrome respiratorio de Oriente Medio

En los últimos días se ha reportado un nuevo caso en Grecia y 26 nuevos en Arabia Saudí

Actualizado:

Científicos del Instituto del Cáncer Dana-Farber, en Boston (EE.UU.), han identificado anticuerpos humanos naturales contra el coronavirus que causa el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS). Los datos, que se publica en la revista « PNAS» puede suponer un importante paso hacia el desarrollo de tratamientos para esta enfermedad de reciente aparición y a menudo fatal. No hay que olvidar que en los últimos días se ha reportado un caso en Grecia y 26 nuevos casos en Arabia Saudí y otros diez nuevos fallecidos por el MERS en este país, y que son 102 los muertos por esta enfermedad, que ha afectado a 339 personas.

Desgraciadamente no existe una vacuna o tratamiento antiviral para esta enfermedad respiratoria grave, con una tasa de mortalidad de más del 40 por ciento y que se registró por primera vez en Arabia Saudí en 2012. Los 143 casos anunciados desde principios de abril representan un aumento del 73 por ciento de infecciones en Arabia Saudí este mes. Informes sobre el MERS en Grecia, Inglaterra, Francia, Italia, Malasia y otros países alertan del potencial de propagación global de la enfermedad por los pasajeros infectados que viajan en avión.

Los resultados de este nuevo muestran que estos anticuerpos neutralizantes evitaron que una parte clave del coronavirus, MERS-CoV, se una a los receptores de proteínas que permiten que el virus infecte las células humanas. Otros experimentos que están en marcha podrían conducir al desarrollo de anticuerpos preventivos y tratamientos para MERS. Los investigadores creen que sus hallazgos -los anticuerpos neutralizantes- ofrecen la posibilidad de desarrollar inmunoterapia basada en anticuerpos monoclonales humanos.

El coronavirus MERS se ha detectado en camellos y murciélagos, pero aún no saben exactamente cómo se transmite a las personas. Es similar al síndrome respiratorio agudo severo, SARS, que causó cientos de muertos en China en 2002 y 2003, aunque el SARS fue menos letal, con una tasa de mortalidad de alrededor del 10 por ciento.

Informes alertan del potencial de propagación global de la enfermedad por los pasajeros infectados que viajan en avión

Los investigadores han podido identificar los anticuerpos MERS tras analizar una base de datos de 27.000 millones de anticuerpos humanos. Los anticuerpos son proteínas producidas por el sistema inmune que reconocen los virus y las bacterias extrañas y un anticuerpo neutralizante es el que reconoce un virus específico y además evita la infección de las células huésped, por lo que finalmente se elimina la infección de la persona.

En concreto, los científicos han localizado siete anticuerpos específicos neutralizantes contra el MERS. Los investigadores seleccionaron uno de los anticuerpos, etiquetado como 3B11, como ‘candidato’ para futuras investigaciones. Además, dicho anticuerpo se produce en cantidades suficientes para comenzar las pruebas en primates no humanos y ratones con el fin de determinar si protege contra el virus, pero que los estudios se han retrasado porque no se ha desarrollado ningún buen modelo animal para el MERS.

La investigación revela además que el coronavirus no muta ante la presencia de estos anticuerpos, como hacen muchos otros virus, como el la gripe o el VIH. De hecho, ha visto que las mismas mutaciones que permiten al virus MERS evadirse de los anticuerpos neutralizantes también debilitan su capacidad de replicación. Por eso, los expertos creen que un tratamiento a base de anticuerpos contra MERS podría proporcionar una protección durante unas tres semanas.