fotolia

Los probióticos reducen los trastornos intestinales en bebés

Cólicos infantiles, el reflujo y el estreñimiento son los trastornos gastrointestinales más comunes que hacen que el pediatra derive a un especialista a un bebé durante los primeros seis meses de vida.

E. ORTEGA
Actualizado:

Dar a un niño un probiótico durante los tres primeros meses de vida parece reducir la aparición de trastornos gastrointestinales, asegura un estudio realizado en la Universidad de Aldo Moro de Bari, en Italia.

Los cólicos infantiles, el reflujo y el estreñimiento son los trastornos gastrointestinales más comunes que hacen que el pediatra derive a un especialista a un bebé durante los primeros seis meses de vida. A menudo estos trastornos son responsables de hospitalización, cambios de alimentación, el uso de medicamento, además de que producen ansiedad en los progenitores y pérdida de días de trabajo.

Los investigadores, dirigidos por Flavia Indrio, analizaron en 554 recién nacidos en nueve unidades de pediatría en Italia los efectos del probiótico Lactobacillus reuteri DSM 17938 (L reuteri DSM 17938 ) o de un placebo durante 90 días. Los expertos solicitaron a los padres que registraran los episodios de vómitos y evacuaciones (vaciado de los intestinos) la duración del llanto inconsolable y el número de visitas al pediatra.

El objetivo del estudio, publicado en « PNAS», era analizar durante 3 meses los efectos de los dos tratamientos sobre los cambios en el llanto, en los vómitos, estreñimiento, así como el costo-beneficio de la utilización de suplementos de probióticos.

Más efectivos

Y los resultados mostraron que, transcurrido este periodo de tiempo, los probióticos fueron significativamente más efectivos que el placebo; así, el tiempo medio del llanto era de 38 minutos, en comparación con los 71 en el grupo placebo; el reflujo era de 2,9 episodios en el grupo que recibió probióticos frente a 4,6 episodios, y las evacuaciones diarias 4,2 episodios a 3,6. Además, el uso de prebióticos también se asoció con un ahorro de casi 119$ (88 euros) por paciente en cada familia.

Los investigadores concluye que la alteración cambio de la colonización intestinal durante las primeras semanas de vida a través del lactobacilos puede promover una mejora de la «permeabilidad intestinal, sensibilidad visceral y celular» y que la administración de probióticos pueden representar una «nueva estrategia para la prevención de estos trastornos, al menos en los niños predispuestos».