Tomar frutos secos reduce el riesgo de sufrir obesidad
Los frutos secos previenen la obesidad y e riesgo de síndrome metabólico, según un estudio - abc

Tomar frutos secos reduce el riesgo de sufrir obesidad

Una ración a la semana se asocia además con un 7% menos de probabilidades de padecer síndrome metabólico

Actualizado:

Las personas que toman con frecuencia frutos secos(almendras, nueces de Brasil, anacardos , avellanas, nueces de macadamia, pacanas, piñones, pistachos y nueces) tienen menos probabilidad de padecer obesidad y un riesgo menor de sufrir síndrome metabólico, según un reciente estudio de la Universidad de Loma Linda en California (EE.UU.), publicado en la revista « PLOS ONE». .

El equipo de investigación estudió la cantidad de frutos secos que ingerían 803 adultos pertenecientes a la Iglesia Adventista del Séptimo Día. La media fue de 16 gramos/día entre los grandes consumidores y de 5 gramos/día entre los menos aficionados. «Nuestros resultados mostraron que una ración de frutos secos (unos 28 gramos) a la semana se asociaba significativamente con un 7% menos de riesgo de padecer síndrome metabólico», asegura la autora principal de la investigación, Karen Jaceldo-Siegl, quien considera que doblar este consumo podría reducir potencialmente el riesgo de síndrome metabólico un 14%.

El síndrome metabólico es un conjunto de factores de riesgo asociados con la muerte, el doble de riesgo de enfermedad cardiovascular y cinco veces más posibilidades de padecer diabetes tipo 2. La presencia de tres de los siguientes cinco factores tiene como resultado un diagnóstico de síndrome metabólico: obesidad abdominal, triglicéridos altos, colesterol HDL (bueno) bajo, presión arterial alta, e hiperglucemia.

Los investigadores también comprobaron el efecto de los frutos secos en la obesidad. «Encontramos que grandes consumidores e frutos secos tenían una prevalencia significativamente menor de obesidad comparados con los que consumían menos», afirma la doctora Jaceldo-Siegl.

Este estudio confirma los beneficios de la ingesta de frutos secos, que ya adelantaban investigaciones anteriores. El pasado mes de diciembre, la prestigiosa revista «The New England Journal of Medicine» (NEJM), se hacía eco del mayor estudio realizado hasta la fecha, más de 120.000 personas, que aseguraba que aquellas personas que comen nueces a diario tenían un 20 por ciento menos probabilidades de morir por cualquier causa en un período de 30 años, que aquellos que no consumían frutos secos.

Asimismo, hace casi un año, otro estudio, esta vez español, publicado en la misma revista, concluía que la dieta mediterránea suplementada con aceite de oliva virgen o frutos secos como las nueces, avellanas y almendras, es más eficaz que las dietas bajas en grasas de todo tipo recomendadas para prevenir patologías cardiovasculares.