Facebook

FacebookLizzie Velásquez habla del dolor de convertirse en un meme tras ser llamada «la mujer más fea del mundo»

Lizzie, que nació con el síndrome de Marfan, una enfermedad congénita, ha compartido un «meme» sobre ella en Facebook con un mensaje sobre el cruel impacto que estos mensajes tienen

Actualizado:

Lizzie nació con el síndrome de Marfan, una enfermedad congénita rara que le impide ganar grasa corporal. Recientemente se encontró con uno de los muchos «memes» que hay sobre ella. En el montaje aparece una fotografía de ella, con el texto:

«Michael dijo que se reuniría conmigo detrás de este árbol para un poco de diversión.

-¿Está llegando tarde? ¿Por favor alguien le marcará y le dirá que todavía estoy esperando?»

Tristemente decidió compartir el «meme» con sus 130.000 seguidores en Facebook, con el siguiente texto:

«He visto un montón de «memes» como este en todo Facebook. Estoy escribiendo este post no como alguien que es una víctima, sino como alguien que está utilizando su voz.

Sí, es muy tarde en la noche mientras escribo esto, pero lo hago como un recordatorio de que las personas inocentes que se están poniendo en estos «memes» están probablemente hasta tarde buscando a través de Facebook y sintiendo algo que no desearía ni a mi peor enemigo.

No importa lo que parezcamos o lo que somos, al final del día todos somos humanos, le pido que lo tenga en cuenta la próxima vez que vea un «meme» viral de un extraño al azar.

Puede encontrarlo divertido, pero el humano en la foto está, probablemente, sintiendo exactamente lo contrario. Repartid amor no las palabras hirientes a través de una pantalla.»

Muchos comentaron para ofrecer su apoyo a Lizzie, incluyendo a su madre, que escribió: «Como la mamá de Lizzie esto duele más allá de las palabras, pero estoy con ustedes para pedir amor. POR FAVOR».

Lizzie Velásquez tenía sólo 17 años cuando una noche navegando por internet encontró un curioso vídeo en el famoso portal de YouTube. Se titulaba «la mujer más fea del mundo», apenas duraba ocho segundos y ya contaba con más de cuatro millones de visualizaciones. ¿Qué mujer tan horrorosa podría haber llamado la atención de tanta gente? Su sorpresa fue mayúscula cuando, al hacer 'click', descubrió que la protagonista de ese vídeo... era ella.