El corto ha cosechado ya seis millones de visitas en Facebook
El corto ha cosechado ya seis millones de visitas en Facebook - Facebook

FacebookEl emotivo vídeo que demuestra la fraternidad real entre franceses y musulmanes

Un vídeo se ha convertido en viral en Facebook demostrando que los galos tienen clara la diferencia entre musulmán y terrorista

MadridActualizado:

Tras el pasado viernes, Francia se ha vestido de luto en honor al centenar de víctimas que, tanto en las calles de París como en la sala de conciertos Bataclán, han muerto bajo el yugo del terrorismo extremista. Viviendas, colegios... En todo el país, y una buena parte del mundo, se respira una mezcla de miedo y solidaridad que copa el ambiente. No obstante, también son muchos los ciudadanos que, desgraciadamente, generalizan y extienden la idea de que todos los musulmanes son terroristas y, por tanto, culpables de lo acaecido el pasado día 13. Y eso es, precisamente, contra lo que ha querido combatir un vídeo subido a Facebook que no ha tardado en hacerse viran en la Red.

El corto -que ya cuenta con más de seis millones de visitas en Facebook- ha demostrado, sin embargo que la mayoría de los franceses tienen las ideas claras y saben perfectamente que la mayoría de los musulmanes no son culpables de lo sucedido. Concretamente, y tal y como afirman varios medios internacionales como «El Comercio», el clip comienza con la llegada de un hombre a la Plaza de la República (ubicada en una céntrica zona de París) con el siguiente mensaje escrito en un cartón: «Soy musulmán, pero dicen que soy un terrorista. Confío, ¿Tú confías en mí? Si es que sí, abrázame».

¿Cómo crees que reaccionaron los franceses que se encontraban en la zona? Muchos podrían pensar que el sujeto (que prefirió mantenerse en el anonimato escondiéndose tras una gran bufanda) sería expulsado de la zona violentamente, pero nada más lejos de lo normal. Y es que, en contra de lo que se podría pensar a primera vista, fueron decenas y decenas los galos que se acercaron a estrecharle entre sus brazos y demostrar, así, que no tienen que existir fronteras entre culturas y religiones. Así quedó patente, posteriormente, en el corto subido a Facebook.

Tras la finalización de este curioso y revelador experimento social, el protagonista decidió cambiar el cartel que le había acompañado durante todo el día por el siguienet: «Quiero agradecer a todos que me hayan dado un abrazo. He hecho esto para dar un mensaje al mundo. Soy musulmán, pero eso no me hace ser terroristas. No he matado a nadie. Nunca he matado a nadie. Lo siento mucho por todas las familais de las víctimas. Quiero decirles que musulmán no significa terrorista. Un terrorista es un terrorista, alguien dispuesto a matar a otro ser humano por nada. Un musulmán nuca haría eso. Nuestra religión lo prohíbe», explica posteriormente el vídeo de Facebook.