Es Noticia

Día Internacional de la Mujer Las mujeres que lideran desde dentro la revolución audiovisual

En plena era de cambios y plataformas digitales, las figuras femeninas son cada vez más importantes delante y detrás de las cámaras

Arriba: Emilia Clarke («Juego de Tronos), las protagonistas de «Big Little Lies» y Kaley Cuoco («The Big Bang Theory». Abajo: Tina Fey, Ellen Pompeo («Anatomía de Grey») y la española Teresa Fernández-Valdés
Arriba: Emilia Clarke («Juego de Tronos), las protagonistas de «Big Little Lies» y Kaley Cuoco («The Big Bang Theory». Abajo: Tina Fey, Ellen Pompeo («Anatomía de Grey») y la española Teresa Fernández-Valdés - ABC
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Un año más, el Día Internacional de la Mujer tiene puesto el foco en terminar con la «brecha salarial» entre hombres y mujeres. En el sector de la comunicación y según datos de la Oficina Europea de Estadística (Eurostat), se estima que una mujer gana un 13,2% menos que un hombre por desempeñar el mismo trabajo. Pese a ello, en la imparable revolución que vive la industria audiovisual en los últimos años tienen un gran peso las figuras femeninas. Ejemplo de ello es que presentadoras como Ana Rosa Quintana, Susanna Griso y María Casado son cada mañana los rostros de referencia de la pequeña pantalla en España.

La evolución de la mujer es especialmente notoria en la ficción. En el mundo de las series, tan de moda en plena era de las plataformas en «streaming», la mujer tiene cada vez más peso. Sobre todo, detrás de las cámaras. Así lo demuestra el trabajo de creadoras españolas como Teresa Fernández-Valdés, de Bambú Producciones y que el pasado año se convirtió en la primera mujer española en recibir una medalla de honor en la Feria de la Televisión y los Medios de Comunicación (MIPTV) que se celebra cada año en Cannes (Francia). Fernándes-Valdés ha estado detrás del éxito de ficciones como «Velvet», «Las chicas del cable», «Bajo Sospecha» o «Gran Hotel», entre otras. Otra mujer de referencia, Sonia Martínez, es la directora de ficción de Atresmedia y responsable de «El embarcadero», «Fariña» y «La casa de papel». Por su trabajo en el sector, se alzó el pasado año con el Premio Iris de la Crítica 2018. Laura Caballero, por su parte, ha creado junto a su hermano Alberto las exitosas comedias «Aquí no hay quien viva» y «La que se avecina». Próximamente, en Movistar+, estrenarán «El pueblo».

En clave feminista también figuran en España proyectos como «La otra mirada», la serie de La 1 protagonizada de manera íntegra por mujeres (Macarena García, Patricia López Arnáiz, Cecilia Freire y Ana Wagener) y que cuenta en su equipo de guionistas con María López Castaño («Apaches») y Alba Lucío («Chiringuito de Pepe»). «Muchas de las cosas que se cuentan nos han pasado directamente o hemos vivido a través de amigas y familiares», aseguró la primera a ABC en una entrevista hace unos meses. Otras ficciones nacionales, como «Las chicas del cable» –un éxito de Netflix–, «Vis a vis» y «Traición» también ponen en valor el crecimiento de la mujer en el sector.

Algo que asimismo ha logrado Ana Duato en la longevísima «Cuéntame», donde interpreta a Mercedes Fernández, «Merche», desde hace dos décadas. Su trabajo en la ficción le hizo ser candidata al Emmy en 2005 y le acaba de reportar el premio Reconocimiento 8 de marzo de la Comunidad de Madrid. «Con su interpretación, los espectadores han ido viendo cómo las mujeres iban conquistando sus derechos en nuestro país», expresaron desde el organismo. Las actrices españolas más jóvenes. también han llegado a la élite gracias a su trabajo, como Úrsula Corberó, Aura Garrido, María Pedraza y Blanca Suárez.

Proyección internacional

Fuera de nuestras fronteras, la reivindicación de la mujer es cada vez más potente. En cine, la mejor pagada del 2018 fue Scarlett Johansson, que se embolsó 40,5 millones de dólares según «Forbes». Menos de lo que ganó el hombre que más engrosó sus cuentas, George Clooney (239 millones), aunque bastante más de lo que había ganado Emma Stone como la mujer que más cobró en 2017, con 26 millones. Aunque el crecimiento de la mujer se hace más patente en televisión. La trayectoria de Lena Dunham (creadora de «Girls»), Shonda Rhimes (detrás de «Anatomía de Grey»), Jenji Kohan («Orange is the new black») y Amy Sherman-Palladino (mente pensante de «Las chicas Gilmore» y «La maravillosa Sra. Maisel») es más que notoria, como las de las humoristas Tina Fey y Amy Schumer, dos de las comediantes más reconocidas del planeta. A ellas, se ha sumado en las últimas semanas Natasha Lyonne, actriz nominada al Emmy y que ahora es creadora, protagonista, guionista y productora de «Muñeca rusa», el nuevo éxito de Netflix.

En la ficción audiovisual, el talento femenino no ha dejado de crecer en las últimas décadas. Más allá de series protagonizadas al completo por personajes femeninos, como «Wentworth» y la célebre «Big Little Lies» (con Nicole Kidman, Reese Witherspoon, Shailene Woodley y ahora, nada menos que Meryl Streep), hay muchas actrices que llevan gran parte del peso en las ficciones que protagonizan. Con Gillian Anderson en «Expediente X» en la retina, no hay que olvidar a Viola Davis –autoproclamada como «la Meryl Streep negra»– en «Cómo defender a un asesino», Katheryn Winnick en «Vikingos», Lena Headey y Emilia Clarke en «Juego de Tronos», Willa Fitgerald en «Scream», Claire Underwood en «House of Cards», Emmy Rossum en «Shameless» y Claire Foy en «The Crown», aunque en las nuevas temporadas de la serie será sustituida por Olivia Colman, flamante ganadora del Oscar a Mejor Actriz.

Foy, además, lidera las reivindicaciones femeninas en protesta por la brecha salarial. Hace un año, saltó la noticia de que, pese a protagonizar la aclamada serie de Netflix, había cobrado menos que Matt Smith, su consorte real en «The Crown». Tras ello, la plataforma indemnizó a la intérprete. En ese aspecto, Ellen Pompeo, protagonista de «Anatomía de Grey», se enfrentó a su serie y a la cadena ABC para convertise, el pasado año, en la actriz dramática mejor pagada. «Creo que debo pedir lo que merezco, porque llevo 14 años haciendo este personaje. Si vamos a invocar el cambio, esto tiene que ser parte de ello», aseguró en ese sentido a «The Hollywood Reporter». Ahora, gana casi 600.000 dólares por episodio y más de 20 millones al año.

Aunque la reina en ese sentido sigue siendo Kaley Cuoco, protagonista de la aclamada comedia «The Big Bang Theory». La intérprete se embolsa los mismos 900.000 dólares por episodio que llevan sus compañeros masculinos de reparto. Además, hay que recordar que todos ellos accedieron hace dos años a bajarse el sueldo 100.000 dólares cada capítulo para aumentar los emolumentos de las otras dos mujeres protagonistas, Mayim Bialik y Melissa Rauch, que ganaban 200.000 por entrega. Ahora, la cifra ha ascendido hasta el medio millón, pero el crecimiento de la mujer es imparable.