ES NOTICIA EN ABC

Jota Linares: «Hoy todos los políticos tienen el mismo corte, parecen sacados de Zara Man»

El director debuta con «Animales sin collar», un potente thriller en el que se adentra en lo profundo de la corrupción en Andalucía

Una escena de «Animales sin collar»
Una escena de «Animales sin collar»
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Jota Linares habla con la inocencia de un debutante, y eso que el futuro es suyo: antes de estrenar su primera película, este «Animales sin collar», ya ha rodado su segunda de la mano de Netflix, que presentará en unos meses. «Todavía vivo las entrevistas con una sensación rara: es como estar en bolas delante de gente que está examinándote», desgrana el cineasta, de 36 años. «Es mi primera película y lo vives desde un sitio muy vulnerable, te sientes muy expuesto, pero al final quieres llegar a cuanta más gente mejor», sentencia.

Su golpe en el tablero del cine patrio no podía ser más ambicioso: una versión libre de «Casa de muñecas», de Henrik Ibsen, una historia que estuvo flotando en su cabeza durante años hasta que la consiguió atrapar en un guion cuando se la trajo a su Andalucía natal y con unos animales políticos que hoy resultan familiares. «Sin querer, hemos profetizado muchas cosas. La escribí en 2014, y no tenía ni idea de todo lo que iba a pasar. En aquel momento, el modelo que busqué para el personaje era el paciente inglés, Ralph Fiennes, y ahora fíjate, todos estos políticos iguales, con el mismo corte, que parecen sacados de Zara Man o de El Corte Inglés», defiende.

Su protagonista es un político regional que aparece deslumbrando a todos como el azote de la corrupción, pero al que el sistema y un pasado oscuro parecen empujar a un abismo por todos conocido. Frente a él, su mujer, una Natalia de Molina capaz de cualquier cosa por su marido. «Ella es la Nora de Ibsen, y tiene un viaje emocional hacia la libertad que es lo más reconfortante que te puede pasar como escritor», presume Jota Linares, que se considera más director que guionista.

Un homenaje a sus mujeres

No es casualidad, asegura, que en su debut el personaje fuerte sea la mujer. «Soy hijo de madre soltera y me han criado mujeres solas. Desgraciadamente, las mujeres muchas veces tienen que renunciar a sus sueños para criar a sus hijos, y por eso decidí que mi primera película tenía que ser de una mujer fuerte que aprende a serlo», dice con una mezcla de orgullo y timidez.

Como un soplo de aire fresco, alejado de la escuela catalana que en los últimos años ha copado la categoría de nuevos directores, Jota Linares se desmarca como el claro candidato a ganar el Goya a mejor dirección novel. Y lo hace concienciado por los nuevos tiempos que marcan el paso de la industria: «Los colegas que debutamos este año tenemos muy instaurado que hacen falta personajes de mujeres fuertes. Me encanta cuando las chicas de 12 años tienen de referente a la heroína de Jennifer Lawrence en “Los juegos del hambre”. Necesitamos un proceso de educación, eso es lo importante», sentencia

Natalia de Molina brilla en Animales sin collar
Natalia de Molina brilla en Animales sin collar -