ES NOTICIA EN ABC

Crítica de «La favorita»: Juegos alrededor del trono

La esperada nueva película de Yorgos Lanthimos cuenta con un reparto de lujo, encabezado por Olivia Colman, Rachel Weisz y Emma Stone

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

El director griego Yorgos Lanthimos tiene aún una filmografía corta, pero en ella se delata un estilo muy marcado y un interés obsesivo por los ácidos que empapan las relaciones del individuo, la pareja o la familia.

Siempre más enfocado a la geografía que la historia, entra aquí en la de Ana Estuardo, la primera Reina de Gran Bretaña (durante su reinado, 1702-1714, se firmó el Acta de Unión entre Inglaterra y Escocia), pero dejando en segundo término el contexto histórico para centrarse en el melodrama de interiores y en los jugos y juegos personales entre la Reina, su amiga (y amante) Sarah Chruchill, condesa de Marlborough, y la joven Abigail Masham, en una especie de vorágine palaciega por la disputa de las diversas formas del poder, político, doméstico, personal, pasional…

Una radiografía deformada (¿también informada?) del arsenal de armamento femenino y las sutiles técnicas de su manejo, y una brillante y taimada exploración en la pólvora del halago y de la sugestiva manipulación. Cambia historia por geografía, y fuera de la película se queda la guerra con Francia y la de sucesión española, y dentro ese lugar de conflictos que era la Corte con una Reina Ana profundamente desgraciada e insegura (tuvo 19 hijos y ninguno sobrevivió), a la que interpreta prodigiosamente Olivia Colman. El duelo entre Rachel Weisz y Emma Stone, tan adornado de encanto, caricatura y malicia, es tan vistoso como la suntuosa puesta en escena.