ES NOTICIA EN ABC

EE.UU reclama a Polanski pero rebaja su máxima condena posible a dos años

EE.UU reclama a Polanski pero rebaja su máxima condena posible a dos años
El cineasta Roman Polanski / AFP
ANNA GRAU | NUEVA YORK
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Casi un mes después de su detención en Suiza el pasado 26 de septiembre, Estados Unidos ha pedido oficialmente la extradición de Roman Polanski. La petición, que se tramitó a través de la embajada estadounidense en Berna, rebaja mucho la condena que le puede caer al cineasta si comparece ante la justicia norteamericana. De los cincuenta años de cárcel que contemplaba la orden de la Interpol a la que se refirieron los suizos para detenerle, se pasa a contemplar un máximo de dos años.

¿Puede ser eso un incentivo para que Polanski renuncie a combatir su extradición y se entregue voluntariamente a Estados Unidos? Se han desatado rumores en este sentido, pero algunos abogados del director de cine lo niegan. A la vista de lo que sucede se ha instalado la impresión de que el equipo jurídico de Polanski está dividido sobre cuál es la mejor estrategia a seguir.

Si Suiza concediera la libertad bajo fianza o incluso el arresto domiciliario, está claro que Polanski no ganaría nada entregándose. Pero por ahora todas las instancias judiciales han rechazado sus peticiones de clemencia y de confianza y han optado por mantenerle entre rejas. Si se agotan todos los recursos posibles contra la extradición, Polanski puede acabar pasando más tiempo en una cárcel suiza de lo que, según los nuevos indicios, se arriesga a pasar en una cárcel de Estados Unidos. Donde tampoco está claro que lo tenga todo perdido. Algunos de sus abogados considera que hay puntos a su favor.

Otro factor a tener en cuenta es la avanzada edad de Polanski (76 años). Además sus abogados dicen que mantenerle en la cárcel equivale a arruinarle a él y a toda su familia, porque le impide concluir su última película, «The Ghost» (El Fantasma). Siempre según sus abogados, inversores no identificados en esta película pueden llegar a perder 40 millones de dólares si Polanski no acaba el trabajo, y podrían reclamarle a él por las pérdidas.