El morro de Aznar

Ni Camba ni Bloy pudieron imaginar que existiera un tipo con tanto morro como José María Aznar

Juan Manuel de Prada
Actualizado:

La naturaleza nos brinda una amplísima variedad de especímenes con mucho morro, desde el elefante hasta el tapir, pasando por el oso hormiguero; aunque, desde luego, ninguno con un morro tan apabullante e hipertrofiado como José María Aznar. Hay quienes tienen un morro que se lo pisan; Aznar puede, después de pisárselo, envolverse holgadamente en él y agitar su extremo, como si fuese una bandera (rojigualda, por supuesto). En la reciente convención del partido que tutela, Aznar ha clamado contra la connivencia de nuestros gobernantes con el separatismo, que a su juicio nos ha llevado «a un punto que era casi imposible de imaginar: un Gobierno que hace depender los presupuestos generales del Estado de un prófugo de la Justicia

Juan Manuel de PradaJuan Manuel de PradaEscritorJuan Manuel de Prada