Casi 34 años después

Actualizado:

El 3 de diciembre de 1967, el cirujano surafricano Christiaan Barnard revolucionaba la medicina con el primer trasplante de corazón. Durante 18 días, en el pecho de Louis Washkansky latió el órgano de Denise-Ann Darvail, una joven de 25 años muerta en accidente de tráfico. Casi 34 años después de aquella fecha histórica, la cirugía de trasplantes ha evolucionado de manera tan rápida que la hazaña de aquel joven doctor que conmocionó al mundo se pierde en la memoria. El doctor Barnard murió ayer en un balneario de Chipre, justo cuando Robert Tools, el paciente al que el pasado 2 de julio le implantaron el primer corazón artificial autónomo, superaba el «límite» fijado por los médicos.